Chubut (EPatagonicas) 04 de Ene. – El 10 de enero es la fecha pautada desde el gobierno nacional para cerrar el un Acuerdo Federal Energético con las provincias productoras de hidrocarburos. Operadoras y sindicatos vienen llevando adelante reuniones para llegar a un entendimiento que conforme a todos los sectores. La propuesta del Ejecutivo nacional es establecer un Barril Criollo a u$s55 para el crudo Medanito y u$s47 para el Escalante, así como también incrementos en el precio del combustible.

Además, se garantizaría la continuidad del plan Gas Plus, que el gobernador Mario Das Neves pidió sea extendido a Chubut. Por otra parte, también se requirió el sostenimiento de los puestos de trabajo en la actividad hidrocarburífera. Ambos acuerdos son claves sostener una buena relación con los gobernadores patagónicos.

Ya en diciembre pasado existió un intento de acuerdo desde el Ministerio de Energía que no tuvo éxito. El fracaso de la negociación se debió a las protestas que trabajadores petroleros estaban llevando adelante en Neuquén y en Chubut a raíz de amenazas de despidos por parte de YPF.

Segundo intento

En el Ministerio de Energía de la Nación se avanza en la elaboración de un acuerdo que fije los objetivos de 2017 en el terreno hidrocarburífero. Todas las provincias participan con sus cuadros técnicos, incluida Chubut.

La fecha que manejan en el ministerio de Juan José Aranguren es el 10 de enero, aunque un primer intento sin éxito fue el 12 de diciembre pasado. Aquella vez el presidente Mauricio Macri hubiera presentado el Acuerdo Federal Energético previo al Día del Petróleo, pero en Comodoro se realizaba una protesta por posibles despidos y en Neuquén venían de un paro por conflictos en YPF; un escenario que impidió sellar cualquier tipo de acuerdo.

La dureza de los sindicatos chubutenses contribuyó a retrasar este acuerdo, puesto que rechazaron cualquier forma de flexibilización laboral, aunque antes del cierre del año los gremios petroleros le aceptaron a YPF la condición de suspensiones sin goce de haberes a cambio de que no hubiera despidos.

Salarios a “producción”

Las mesas de productividad están en el marco de este Acuerdo Federal Energético con el objetivo de reducir los costos operativos por pozo y mejorar la competitividad del sector.

Nación prometió un Barril Criollo a u$s55 para el crudo Medanito y u$s47 para el Escalante, además de subas del precio del combustible, y así ganarse el apoyo de algunos gobernadores. También continuará el plan Gas Plus, que el gobernador Mario Das Neves pide que se extienda a Chubut. Pero significativo es el acuerdo de los gremios con YPF que establece salarios “a producción”.

Trabajan menos, cobran menos

El plan con YPF fija la pauta para el resto de las operadoras: esquemas mensuales de trabajo que incluyen días de suspensión sin goce de haberes. Es por eso que como “trabajan menos, cobran menos”, según apuntaron Jorge Ávila y José Llugdar en la conferencia en la sede de los jerárquicos.

La agenda de productividad propuesta generó rechazo de los sindicatos petroleros en Chubut, que de a poco fueron cediendo. De plantear como inaceptable la pérdida de conquistas, primero tuvieron que firmar un plan de stand by para más de 1.000 operarios, una buena parte en Tecpetrol que cobran el 70% del sueldo y luego salarios “a producción” con YPF.

Duras negociaciones

En ese mismo esquema están los 600 trabajadores de Chubut que desempeñaban tareas para YPF en Santa Cruz. Sin embargo, el gremio de Claudio Vidal firmó con la operadora que priorice la mano de obra santacruceña, dejando a esos operarios chubutenses dentro del programa de stand by.

Un tema a discutir es el tiempo de traslado de la ciudad al campo que se paga y se denomina “horas taxi”. Las empresas quieren eliminarlo y los petroleros resisten para no afectar los sueldos. El trabajo con viento también está dentro de esta discusión, que en Chubut es más controvertida por las inclemencias permanentes y más en los yacimientos.

Plan estratégico

Según trascendió, el acuerdo contiene 10 cláusulas propuestas desde la Nación que deben ser acordadas por las provincias e incluyen, en primer lugar, los roles que tendrá cada Estado participante, entes reguladores y empresas estatales nacionales y provinciales y los mecanismos de coordinación entre las jurisdicciones. Además, se creará el Consejo Federal de la Energía (CFE), un órgano consultivo sobre el desarrollo energético del país.

Asimismo, se desarrollará un plan energético estratégico con contemplación de escenarios a mediano y largo plazo para formular planes y priorización de proyectos, con un desarrollo ambiental sustentable. Esto incluye el cumplimiento de compromisos internacionales sobre cambio climático.

Con respecto al punto de matriz energética, se busca incrementar la participación de energías limpias y renovables y el impulso del desarrollo del potencial hidroeléctrico y de biocombustibles del país. En cuanto a los hidrocarburos, se coordinará una política nacional para exploración y explotación y se trabajará coordinadamente con las provincias para incentivar las inversiones a través de licitaciones abiertas, transparentes y competitivas.

Declaración de Compromiso

La Declaración de Compromiso que promovió el Grupo de ex secretarios de Energía en 2014 y que suscribieron varios precandidatos y candidatos a la presidencia (Macri, Massa, Stolbizer, Binner, Sanz, Cobos) fue una piedra basal en la búsqueda de consensos para superar la crisis energética. El ministro de Energía y Minería convocó el año pasado al grupo de ex secretarios como consejo consultivo para, sobre el antecedente de la Declaración de Compromiso suscripta, trabajar en un documento base de un Acuerdo Federal de Energía. El Presidente ha ratificado su voluntad de avanzar en este acuerdo con todos los gobernadores y el jefe de gobierno de la ciudad. La suscripción del documento podría convertirse en la simiente de una política de Estado en el área energética.

Fuente El Diario de Madryn