Asia (EP), 05 de Noviembre 2020. El domingo pasado, la mega-refinería Zhejiang Petrochemical puso en marcha una nueva unidad de destilación de crudo de 200.000 barriles diarios.

En un contexto de caída de la demanda y signos de una oferta creciente, China, el mayor comprador de petróleo del mundo, elevó un 20% para el próximo año la cuota para el uso de petróleo extranjero por parte de entidades no estatales, según un anuncio del Ministerio de Comercio.

El aumento de la cuota de importación equivale a unos 823.000 barriles diarios, un poco menos que la cantidad que bombea Argelia, miembro de la OPEP. Las empresas que utilizarán el petróleo incluyen refinerías privadas, conocidas como teteras, que se han vuelto cada vez más importantes en el mercado petrolero mundial en los últimos años. Esas empresas han estado operando sus plantas a una tasa de utilización más alta que hace un año durante muchos meses, mientras que sus contrapartes en los Estados Unidos y Europa se quedaron atrás.

El aumento de la asignación indica que las compras de petróleo de la nación importadora más grande del mundo serán aún más fuertes en un momento en que la demanda mundial enfrenta nuevos vientos en contra debido a más restricciones y bloqueos a medida que las infecciones por coronavirus se propagan nuevamente en Europa y Estados Unidos han influido para que cayeran  los precios de referencia.

Detrás del impulso a las importaciones está la ambiciosa expansión de la capacidad de China. La nueva mega-refinería del país, Zhejiang Petrochemical, puso en marcha el domingo 1 de noviembre una de sus nuevas unidades de destilación de crudo de 200.000 barriles por día, dijo la matriz de la compañía en un comunicado de la bolsa. Otra, la refinería independiente china Shenghong Petrochemical Group, está trabajando en la construcción de la unidad de crudo más grande del país, que está programada para comenzar a fines del próximo año.

Los comerciantes de petróleo han estado comprando cargamentos desde principios de octubre y enviándolos hacia China, con la esperanza de capitalizar un aumento esperado en la demanda a fin de año, cuando las refinerías independientes obtengan las licencias de importación para 2021.

El país fijó cuotas de importación de crudo para empresas no estatales en 243 millones de toneladas, según el comunicado del ministerio. Eso equivale a 4,9 millones de barriles por día, según muestran los datos compilados por Bloomberg. China mantuvo la cuota anual sin cambios en 202 millones de toneladas para este año, después de un impresionante aumento de más de 1 millón de barriles por día para 2019 en comparación con el año anterior.

Fuente: Econojournal.