Chubut (EPatagonicas) 26 de Nov. – El gobernador del Chubut, Mario Das Neves, afirmó que durante el presente año los ingresos por regalías petroleras cayeron 700 millones de pesos, pero advirtió que “luego de haber tenido superávit durante los ocho años de nuestras dos anteriores gestiones, la expectativa es llegar a la finalización del presente mandato también con superávit”.

Das Neves se comunicó ayer con el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, para dialogar respecto a la actual situación petrolera y a la convocatoria que el mandatario provincial realizó para la semana que viene en Rawson a representantes de gremios del sector de las distintas provincias productoras de hidrocarburos, en diciembre habría una reunión en la cartera laboral en Buenos Aires.

Ocho años de superavit

“Vamos marcando las prioridades, pero vamos a llegar bien. Si tuvimos 8 años con superávit en la anterior gestión, por qué no vamos terminar con superávit ésta”, indicó el mandatario chubutense, quien además reconoció que no lograr entender al gremio de los judiciales.

¿Se preguntó Das Neves “si ellos están de acuerdo con que entren entre 80 y 90 pedidos de embargos y vacíen las cajas?” y recordó que el tema del acuerdo con magistrados y funcionarios judiciales “viene desde el año 2010, que nosotros no lo quisimos firmar porque era una barbaridad”.

“En el 2012 lo firmó el gobernador anterior y no lo pagó, es ridículo totalmente imposible para el gobierno y a las cosas imposibles nosotros las decimos. Tuvimos una reunión excelente con los magistrados, con gente del Superior Tribunal y llegamos a un acuerdo. Este acuerdo está en la Legislatura y tendrán que ser los legisladores quienes den el visto bueno o no”, explicó el mandatario.

Embargos

Agregó en ese contexto que “tengan en cuenta que si eso no se aprueba pueden entrar en un día 2 o 3 embargos y vaciarte las cuentas. Es una locura, lo más lindo que algunos de los diputados fueron autores de ese convenio vergonzoso y entreguista”.

Recordó que los responsables de firmar ese acuerdo fueron los integrantes de la gestión anterior de administración provincial, que gobernó durante tres años sin haber elaborado un presupuesto provincial.

“El sindicato defiende a los trabajadores, está bien, pero tiene que resolver sus cuestiones gremiales y salariales con el Superior. Estamos en democracia, hay tres poderes, lo tienen que resolver allá. Nosotros no nos metemos con la plata del Poder Judicial, pero me extraña que no avalen este convenio para darle a esto un corte definitivo”, afirmó Das Neves.

“Los vamos a escrachar”

Indicó que “va de suyo que algunos, entre tantos magistrados, que les gusta estar de mañana y venir a cobrar el embargo, pero los vamos a escrachar. Vamos a decir este señor no firmó el convenio que firmaron todos los jueces, y clarificaremos cuánta plata se llevaron de la Provincia”.

“Soy de la época en que el juez era la persona más respetada, yo trabajo para que la Justicia sea respetada, pero hay gente que cuando va más allá y opera en la clandestinidad, opera para cobrar algo que no le corresponde, evidentemente yo tengo que actuar”, sostuvo Das Neves.

Con Triaca por situación del petróleo

El gobernador Mario Das Neves se comunicó ayer con el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, para dialogar respecto a la actual situación petrolera y a la convocatoria que el mandatario provincial realizó para la semana que viene en Rawson a representantes de gremios del sector de las distintas provincias productoras de hidrocarburos.

“Hablé con el ministro Triaca sobre la reunión que vamos a hacer el miércoles que viene en Rawson y con posterioridad a este encuentro, que sería los primeros días de diciembre, Triaca me comunicó que nos va a convocar a un encuentro en Buenos Aires y también con la presencia de operadoras para trata de alcanzar un acuerdo”, dijo el gobernador Das Neves este jueves por la tarde tras dialogar telefónicamente con el ministro nacional.

“Encontré una total predisposición del ministro Triaca” agregó el gobernador y confirmó que “en esa reunión de Buenos Aires también van a participar otros ministros nacionales”.

“El objetivo –explicó Das Neves- es llegar a un acuerdo, analizando toda la situación y por supuesto garantizar las fuentes de trabajo del sector”, puntualizó.

Cabe recordar que Das Neves convocó para el próximo miércoles 30 en Rawson a una reunión para analizar la situación petrolera en general, obteniendo una respuesta favorable de parte de los representantes gremiales del sector petrolero de las provincias de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Mendoza y Salta.

Una planta de YPF podría reposicionar al crudo Escalante

Un informe publicado por diario Río Negro advierte que el petróleo tipo Medanito que produce la cuenca Neuquina pierde terreno ante la creciente importación de combustibles, a lo que suma un elemento adicional que podría reposicionar al crudo Escalante, de la cuenca San Jorge: la puesta en funciones de la planta de coque de YPF en La Plata, con capacidad para procesar crudo pesado y que podría demandar alrededor de 3.000 metros cúbicos del petróleo tipo pesado, casi la mitad de lo que hoy se exporta desde Chubut con un alto costo fiscal a partir del pago de subsidios y reembolsos.

Lo que pone de manifiesto el informe del citado diario, con la firma del prestigioso analista de esa región, Roberto Aguirre, es que por primera vez en mucho tiempo el barril criollo, que siempre fue mucho más alto en Neuquén que en Chubut (con 12 dólares de diferencia) se transforma en un factor que juega en contra de aquella provincia y puede terminar favoreciendo indirectamente la demanda del petróleo Escalante.

Según señala la agencia Adn Sur, la importación de gasoil viene en aumento en lo que va del año, a partir del menor precio al que se puede comprar en el exterior ese combustible, para luego venderlo en el mercado local a un precio mucho más alto, alineado con el barril de 67 dólares que se reconocía hasta agosto al crudo Medanito.

Esa situación está provocando una menor demanda sobre el crudo producido por Neuquén, por lo que en definitiva empiezan a ver con no tan malos ojos una posible alineación del barril criollo con los precios internacionales.

Si no se tienen en cuenta todas las variables en juego, la política del precio interno o el barril criollo se puede terminar transformando en un búmerang contra las propias cuencas petroleras. A tal punto preocupa el problema en Neuquén, que están pensando en comenzar a exportar crudo, ya que tienen una gran cantidad de excedente sin colocar en refinadoras: una mala noticia para Chubut, porque sería competencia para contar con subsidios al barril de exportación (7,5 dólares por unidad) y reembolsos de puertos patagónicos (en caso de que se mantengan estos sistemas, que también están en duda).

Por ello, el senador y conductor gremial petrolero Guillermo Pereyra está impulsando la nulidad del decreto presidencial que habilitó, al inicio del gobierno de Macri, la importación de combustibles y petróleo. Es que de no mediar cambios en el panorama actual, las refinadoras terminarán comprando combustible o crudo barato en el exterior, en lugar de producirlo a mayores costos en el país.

Fuente El Diaio de Puerto Madryn