Chubut (EPatagonicas) 06 de Agosto. – El vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Mariano Arcioni, reveló ayer que el estado provincial resigna alrededor de 40 millones de pesos mensuales en concepto de regalías petroleras por la baja de la actividad y el subsidio que debe aportar a las operadoras, al tiempo que cuestionó la decisión de la petrolera estatal YPF de bajar equipos de los yacimientos, lo que se traduce en reducción de mano de obra ocupada, tanto en forma directa, como de las empresas de servicios anexos.

“Hoy no se entiende que la empresa de bandera nacional no esté acompañando en época de crisis”, reprochó Arcioni al trazar un panorama de la actividad, en un contexto en que los sindicatos han confirmado el inicio de medidas de fuerza a partir de la semana entrante.

Ante el incumplimiento en el pago del aumento salarial por parte de algunas empresas de servicios petroleros en Comodoro, el vicegobernador a cargo del Ejecutivo remarcó que “San Antonio ya había emitido cerca de 300 telegramas de despido que hasta ahora se han suspendido. Los sindicatos están exigiendo que se retrotraiga por completo, y la postura del gobierno es clara en apoyar al sindicato”.

Y destacó que “se hizo mucho esfuerzo y sacrificio la provincia para mantener hasta el día de hoy las fuentes de trabajo y con la perdida de dinero que implicó a la provincia poder subsidiar ese barril de petróleo. Implicó prácticamente 40 millones de pesos mensuales de pérdida de regalías por lo que exigimos que ellos hagan un esfuerzo”, planteó.

Medidas desde el martes

En tanto, anoche el Sindicato de Petroleros Privados decidió tomar medidas de acción directa desde el próximo martes. Así lo anunció el secretario general de este gremio, Jorge Ávila, al término del plenario. En diálogo con La Petrolera, Ávila indicó que “no podemos seguir sosteniendo que nos vengan a apretar cada vez más con el salario de los trabajadores”.

“Esta pelea recién empieza”, sostuvo, y remarcó que “este es un mes durísimo porque terminan todos los acuerdos, termina el sostenimiento del precio del barril y eso significa baja de producción y despidos”.

Por esto, durante el Plenario del Sindicato del Petroleo y Gas Privado decidieron “medidas de acción directa que se van a tomar a partir del dia martes”.

El barril cerró a u$s 41,80

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió 0,5% a u$s 41,80 el barril en la semana, pese haber caído este viernes un 0,3 %, después de conocerse un nuevo aumento del número de pozos activos en Estados Unidos.

Durante la rueda, las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en septiembre retrocedieron 13 centavos de dólar con respecto al cierre del día anterior.

Después de una jornada volátil en la que se conoció que por sexta semana consecutiva aumentó el número de pozos petrolíferos activos en el país, al final el petróleo de referencia en Estados Unido logró terminar un leve ascenso semanal del 0,5 %.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en septiembre se mantuvieron sin cambios en 1,37 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en ese mismo mes bajaron 6 centavos hasta u$s 2,83 por cada mil pies cúbicos.

San Antonio responsabiliza a YPF

San Antonio Internacional, la mayor proveedora de equipos torre de la Argentina, responsabilizó a YPF de manera directa por la brusca caída de la inversión en la cuenca del Golfo San Jorge, que desembocó en la suspensión –frenada por el Ministerio de Trabajo que dirige Jorge Triaca- de más de 300 trabajadores petroleros en Chubut y Santa Cruz.

San Antonio envío esta semana telegramas a 202 operarios para notificarles la suspensión de tareas sin goce de sueldos a partir del 1° de agosto. Sin embargo, la cartera que dirige Jorge Triaca impidió la efectivización de la medida. La compañía acató la decisión del Gobierno, pero en una carta enviada hoy a YPF, la mayor petrolera del mercado local, cuestionó en duros términos la decisión de la empresa reestatizada de bajar, con escaso nivel de contemplación social, 15 equipos torre (8 de perforación y 7 de workover).

Baja de equipos

En una nota enviada, YPF le comunicó a San Antonio la decisión de bajar cinco equipos de drilling y tres de workover. Las restantes unidades que bajó la petrolera pertenecen a la empresa SP, que enfrenta una delicadísima situación económica (está al borde de la quiebra).

La misiva está a dirigida a Jesús Grande, Juan Garoby y Carlos Alborch, máximos ejecutivos del área de Upstream (exploración y producción) de YPF.

“San Antonio ha manifestado al Ministerio de Trabajo que la decisión comunicado por YPF el día 1 de julio de 2016 en pleno vigencia del Plan de Restructuración Productiva abierto por el Sr. Ministro (Triaca) cinco días antes, resulta ser la verdadera medida que afecta al empleo y es precisamente aquella la que debe ser dejada sin efecto o retrotraída”, cuestiona la nota firmada por Ricardo Saúl, gerente comercial de San Antonio.

Compromiso incumplido

El tono del párrafo siguiente es más artero. “Asimismo, SAI entiende que la masiva baja de equipos comunicada formalmente por YPF contradice flagrantemente el compromiso público asumido por YPF ante altos funcionarios de la Nación, respecto al mantenimiento de la actividad como contrapartida por los subsidios que recibe de la Nación con ese propósito”, critica.

En la Argentina se pagan en surtidores precios de los combustibles que se ubican muy por encima de la medida regional precisamente para mantener un valor diferencial del crudo en el mercado interno -67,50 dólares para el de Neuquén y 54,90 para el de Chubut y Santa Cruz-, a fin de incentivar la inversión de los productores y mantener los niveles de actividad.

En ese sentido, los números no juegan a favor de YPF. En rigor, a nivel nacional la petrolera controlada por el Estado bajó 22 equipos de perforación en los últimos 12 meses. En junio de 2015 contaba con 76 unidades de drilling contra las 54 de la actualidad. La caída es el reflejo de la retracción del Capex de la compañía que este año descenderá de 6000 a 4500 millones de dólares.

Empleos en riesgo

Allegados a la empresa de servicios explicaron que si YPF no revierte su decisión están en riesgo cerca de 800 puestos de trabajo en el área de servicios de perforación. Y cuestionan la decisión del Ministerio de Trabajo de frenar la suspensión de los 202 operarios afectados. “En los próximos días presentaremos un descargo (ante la cartera). No podemos pagar los sueldos si no hay inversión por cuenta de las petroleras. No tenemos espalda para resistir más que hasta fin de año”, advirtieron.

El segmento de servicios petroleros ligados a la perforación de pozos atraviesa un escenario muy complejo. Por la caída de la inversión en los yacimientos, hoy la mayoría de las compañías tiene plantillas sobredimensionadas. Tanto que, según cálculos de las empresas, hay 8300 puestos de trabajo que están en riesgo.

El Diario de Madryn