Chubut (EPatagonicas) 15 de Abril. –  Trabajo rechazó el planteo de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales -CEOPE-, quien había pedido autorización al organismo laboral para aplicar el procedimiento preventivo de crisis, que le permitiría despedir trabajadores sin pagar el total de las indemnizaciones. “No hay argumentos hoy para darle un marco a la CEOPE para aplicar el procedimiento de crisis” dijo ayer el secretario general del sindicato petrolero, Jorge Ávila tras presentar un acta con 180 firmas de delegados y comisión directiva rechazando el planteo empresarial.

La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) presentó el martes ante el Ministerio de Trabajo de Nación un pedido para aplicar el “procedimiento preventivo de crisis” en Chubut, que fue utilizado a principios de año en Neuquén. Esta medida de emergencia permite a las operadoras despedir trabajadores sin pagar el total de las indemnizaciones, lo que generó un fuerte rechazo de parte de los sindicatos y autoridades del gobierno municipal y provincial.

Ayer se llevó a cabo una audiencia en el ministerio donde los sindicatos petroleros de Chubut explicaron los motivos del rechazo al procedimiento, y presentaron un acta firmada por 180 delegados y comisión directiva.

Como resultado, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Jorge Ávila confirmó a Crónica que “se rechazó totalmente el pedido de procedimiento de crisis”, y aunque comentó que desde la Cámara insistían en aplicarla, el Ministerio de Trabajo finalmente optó por rechazar el pedido.

Acuerdo por la suba de equipos

El lunes –un día antes de la presentación del procedimiento de emergencia– se realizó el encuentro de la mesa de monitoreo de la industria petrolera donde se firmaron acuerdos con las operadoras Pan American Energy (PAE), Tecpetrol e YPF, que se comprometieron a poner en actividad equipos parados y mantener la inversión. En este contexto, el pedido de CEOPE cayó de sorpresa en el sector y fue duramente rechazado tanto por los sindicalistas de la industria hidrocarburífera, así como por autoridades del gobierno municipal y provincial, quienes manifestaron defender la fuente laboral de los trabajadores.

En este sentido, Ávila cuestionó que “después de haber hecho un acuerdo el día lunes con un gobierno, donde había tres ministros de Nación, un gobernador, intendentes y un montón de sindicatos, el ministerio no puede después salir a aprobar un procedimiento de crisis, sino para que está firmando un barril a 54,90 poniendo 7,50 dólares por barril”.

Asimismo afirmó que “con todos esos argumentos sobre la mesa, creo que el ministerio entendió que tenía que, por lo menos, guardarlo en un cajón y ver en otro momento si se puede aplicar o directamente rechazarlo cuando termine con los demás sindicatos”.

“No se trabaja para que el trabajador pierda”

Esta medida fue aplicada en Neuquén, donde el referente petrolero afirma que actualmente “tienen 3.000 trabajadores en la casa cobrando el 50% de salario. Ellos han aplicado un procedimiento de crisis con la CEOPE y la operadora YPF, es lo mismo que quisieron hacer en Chubut, y lo hemos rechazado y no lo vamos a aceptar”. Asimismo consideró que “cuesta mucho entender por qué lo tienen, cuando tienen un barril a 68 dólares y el metro cúbico de gas a 12 dólares”. Ávila indicó que no hay argumentos para darle un marco a la CEOPE para aplicar el procedimiento de crisis, y que desde los sindicatos “no se trabaja nunca para que el trabajador pierda” y admitió que si bien a nivel local lo han hecho en algunos aspectos, ha sido con el mínimo impacto.

Finalmente, destacó el acompañamiento de parte del gobernador Mario Das Neves, quien se comunicó durante la reunión para dejar en claro que “no había que regalar nada ni entregar nada, que habíamos trabajado y habíamos hecho las cosas lo mejor posible como para vernos ahora perjudicados” según señaló el sindicalista, y afirmó que el apoyo recibido fue fundamental.