Chubut (EP) 08 de May. – Los precios del petróleo escalaron ayer en los mercados internacionales a su nivel más alto desde fines de 2014. Estiman que esto mejorará el precio del barril criollo e implicará para Chubut un mayor volumen de ingresos por regalías. La Provincia tuvo una merma del 25,16% en los últimos dos años. Esta recuperación se daría por la suba del precio, y también por los indicadores de crecimiento de la producción.

Pero, por otra parte, la suba del crudo impactará en los valores de los combustibles por la liberación de precios.

Los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subió 1,45% a 70,73 dólares por barril. Este lunes fue la primera vez que el WTI cruzó los 70 dólares por barril desde noviembre de 2014.

El crudo fue impulsado por nuevos problemas en la compañía petrolera venezolana PDVSA y una inminente decisión respecto de si Estados Unidos reimpondrá sanciones contra Irán.

La petrolera ConocoPhillips avanzó en sus esfuerzos por tomar activos en el Caribe de la petrolera estatal venezolana PDVSA para hacer cumplir un laudo arbitral de una década que le otorgó 2.000 millones de dólares por la nacionalización de sus tenencias en el país sudamericano, reportó Reuters.

Las noticias ayudaron a mitigar el impacto de un incremento de las plataformas de perforación petrolera de Estados Unidos a 834, según dijo el viernes la firma de servicios energéticos Baker Hughes.

Analistas dijeron que una crisis en Venezuela, un importante exportador de crudo, apuntaló los precios. “El crecimiento de la producción en Estados Unidos está siendo contrarrestado por el declive simultáneo en Venezuela”, sostuvo el analista Carsten Fritsch de Commerzbank.

La producción petrolera de Venezuela se ha reducido a la mitad desde comienzos de la década de 2000, a 1,5 millones de barriles por día (bpd), debido a que el país sudamericano no ha invertido lo suficiente en su industria.

Las expectativas generalizadas de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retire de un pacto nuclear con Irán incrementaba el riesgo para la oferta petrolera.

Caída de un 25,16% en dos años

Los datos estadísticos del Ministerio de Energía de la Nación, marcan una fuerte caída en los ingresos de las provincias productoras de petróleo en concepto de regalías. Chubut está en el ranking de las cinco más afectadas con una merma del 25,16% en los últimos dos años.

Pero hay otros distritos donde el golpe fue mayor, como el caso de Santa Cruz cuyo ingreso se redujo en un 69,73%.

Basado en datos del Ministerio que conduce Juan José Aranguren, un informe reveló lo lejos que se encuentra la Argentina de lograr el ansiado autoabastecimiento energético. El trabajo muestra que se importa más crudo y bajan la producción y las regalías.

Al analizar las estadísticas oficiales de hidrocarburos surge que “este modelo de alta importación de crudo y baja  producción nacional, provocó una abrupta caída en las regalías a las provincias. En este caso, los últimos datos disponibles van hasta octubre de 2017”, detalla el estudio.

En 2015 las 10 provincias productoras de petróleo y el Estado nacional recibieron u$s 1.280 millones en total. Un año después recogieron u$s 1.054 millones y en 2017 fueron u$s 903 millones. En dos años los gobernadores perdieron u$s 337 millones, lo que representó un desplome de 26,5% en las arcas públicas del interior.

Las provincias más perjudicadas fueron Santa Cruz (-69,73%); Neuquén (-34,54%) y Río Negro (-29,17%). Un poco fue la caída para Chubut que implicó -25,16%. De los cinco distritos que más reciben, solo Mendoza mantuvo un nivel de ingresos en los dos años de Cambiemos. Es que la provincia gobernada por el radical PRO Alfredo Cornejo pasó de recibir 14% del total de regalías al 16%, y con ese aumento sostuvo embolsos por alrededor de u$s 150 millones.

La situación de las regalías por el gas natural es distinta. En primer lugar, el Ministerio de Energía las cuantifica en pesos y no en dólares. Pero además, si bien subieron 206% desde 2015 al 2017 -siempre teniendo en cuenta períodos de enero a octubre, que son los últimos disponibles-, hay una explicación.

En 2015 las nueve provincias gasíferas y el Estado nacional acumularon $ 2.965 millones en regalías. En 2016 crecieron a $ 6.750 millones y al cierre de 2017 acumulan $ 9.071 millones, cuando todavía falta computar dos meses.

Sin embargo, con una producción estable de entre 30 y 31 millones de m3 en cada uno de los períodos de ochos meses durante esos tres años, el incremento de las regalías se explica por una suba del precio y no por un aumento de la actividad. Es que el precio promedio del m3 de gas natural de venta escaló de $ 680 a $ 2.256, un 231% más.

Plan energético hasta 2050

Semanas atrás, el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, exhortó a adoptar una “visión de largo plazo para empezar a pensar un plan energético hasta 2050” y ratificó el rumbo vigente. “El objetivo estratégico es reemplazar las importaciones. Al importar, importamos mano de obra extranjera, impuestos y regalías que se pagan afuera. Si lo reemplazamos por producción propia tendríamos mano de obra local, factor multiplicador en la economía, pago de impuestos y regalías y desarrollo económico. El desarrollo de Vaca Muerta genera condiciones para poder reemplazar la importación. Si le quieren llamar autoabastecimiento, llámenle autoabastecimiento. Hoy Japón no es un país autoabastecido, está muy lejos de serlo, y es una potencia mundial. El autoabastecimiento no es una condición sine qua non para tener desarrollo económico”, evaluó.

La producción petrolera muestra señales de mejora En marzo la producción de petróleo en todo el país tuvo un incremento interanual de 0,4% respecto al mismo mes de 2017. Sin embargo, en la Cuenca San Jorge, la caída de producción petrolera en el último año móvil fue de 6,7 por ciento respecto del período anterior. De acuerdo a los datos de un informe del Instituto de la Energía General Mosconi, en el gas ambos los indicadores son positivos: 3,1% de incremento en marzo y 0,2% de incremento en la comparación anual.

Las ventas de naftas y gasoil aumentaron en el mes de febrero de 2018 un 5,4% respecto al mismo mes del año anterior.

En el acumulado para el último año móvil el incremento de la demanda fue del 4,1%.

Las ventas de gasoil acumuladas durante los últimos 12 meses tuvieron aumento del 1,5% respecto a igual periodo del año anterior. Por su parte, las naftas aumentaron sus ventas acumuladas en el año móvil un 8%.

Tanto la producción nacional de crudo, como la producción nacional de gas natural presentan un desfasaje con respecto a los incrementos de la demanda interna de derivados de petróleo como a la demanda interna de gas natural.

La producción de petróleo aumentó en marzo de 2018 aunque continúa cayendo en el acumulado del último año móvil, advierte el informe del IAE. Esto implica que la tasa a la que se reduce la producción acumulada sigue manteniéndose en niveles muy altos durante los últimos doce meses y no muestra signos de recuperación genuinos que indiquen un cambio en la tendencia.

Gentileza El Diario de Madryn