Neuquén (EP), 02 de agosto 2022. La firma que opera la terminal de Puerto Rosales sumará tanques para acopiar más crudo de Vaca Muerta y también emplazará un muelle nuevo. Invertirán 305 millones de dólares y ya tienen el financiamiento asegurado.

La empresa operadora de la terminal de exportación de Puerto Rosales, Oiltanking Ebytem, diseñó un importante proyecto de expansión para darle salida hacia el mercado internacional a la producción incremental de petróleo que llegará desde Vaca Muerta. Ante la previsión de incremento en los volúmenes, la compañía aumentará la capacidad de almacenamiento y también emplazará un muelle para recibir buques de gran porte.

El objetivo principal es expandir las instalaciones existentes en dos etapas, en línea con el plan que presentó Oleoductos de Valle (Oldelval) que realizará un oleoducto nuevo paralelo al existente que une Neuquén con Buenos Aires.

Según precisaron, el proyecto tiene una inversión estimada de 305 millones de dólares, mientras que el financiamiento se obtendrá de tres maneras: una parte será con capital propio de Ebytem, otro monto de prepago de servicios de cliente y, por último, con financiamiento en el mercado local.

Para 2024 llegarán a Puertos Rosales unos 72.000 metros cúbicos de petróleo por día (m3/d), que equivalen a 452.000 barriles, que se expandirán a 82.000 m3/d en 2026 (515.780 barriles).

Son 82.000 los metros cúbicos que por día llegarán a Puerto Rosales en 2026 desde la Cuenca Neuquina.

Este volumen que llegará a Puerto Rosales impulsará los saldos exportables fuertemente y de los actuales 10.900 m3/d (68.500 barriles) se alcanzará en un primer momento los 44.000 m3/d (276.000 barriles) y en 2026 los 54.000 m3/d (340.000 barriles).

Las nuevas obras del puerto

En términos de infraestructura esto significa la instalación de 5 tanques de 50.000 m3 cada uno y en el caso de ir hacia la segunda etapa (82.000 m3) se sumaría 1 tanque adicional.

También se instalará una estación de bombeo con 4 bombas de uno 2.500 m3/h cada una. Y una estación eléctrica de 5.000 kW, con respaldo de generación.

Serán 50.000 los metros cúbicos de petróleo que podrán ser almacenados los 6 tanques que instalarán.

Respecto al espacio que se destinará para exportar el petróleo, la firma empleará un muelle con dos sitios de carga. De esta manera, se podrá recibir los buques de tipo Panamax y Aframax, en el más chico, y los de tipo Suezmax, en el sector más profundo.

El primero podrá recibir buques de 160.000 DWT, que refiere a una unidad de medida que determina la capacidad de carga sin riesgo de una embarcación, y el sitio dos, otra de 120.000 DWT. Tendrá una capacidad de carga de 5.000 m3/h en cada posición de amarre.

Para tener en cuenta, los buques de mayor porte operados a la fecha son de 70.000 DWT en Punta Ancla y 106.000 DWT en Punta Cingüeña.

Renovación de la concesión

Al igual que los planes de expansión de Oldelval y Oleoducto Trasandino, Ebytem solicitó que se le renueve la concesión de operación, para avanzar con el proyecto.

Si bien en el caso de la compañía vence en noviembre de 2027, aseguran que para costear el proyecto de ampliación necesitan la extensión de 10 años adicionales.

“A fin de que los acuerdos vinculantes con los productores puedan tener una extensión aproximada a los 15 años, período que asegura un buen horizonte al desarrollo de proyectos, la amortización de los activos y la economía requería para brindar tarifas razonables”, argumentaron.

Esto no sería un problema ya que el propio Darío Martínez confirmó a principios de mes que entre agosto y septiembre estarán todas las concesiones renovadas. Después de todo, de estos proyectos depende el crecimiento de Vaca Muerta y se busca evitar el cuello de botella que atraviesa el gas actualmente.

Fuente: Rio Negro