Buenos Aires (EP), 21 de Sept 2022. La idea es agilizar la disponibilidad de las divisas y de los aspectos aduaneros para contar en Vaca Muerta con los equipos necesarios para afrontar el incremento de la producción que se avizora. La disponibilidad de equipos es clave para acompañar el crecimiento de la producción del shale.

La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) y el Gobierno nacional avanzaran esta semana en la conformación de una mesa de trabajo que permita abordar y solucionar las limitaciones que las grandes empresas responsables del trabajo en las áreas de producción viene advirtiendo en cuanto a la disponibilidad de divisas y de equipos.

La entidad presidida desde diciembre por el ex titular de ExxonMobil, Tomás Hess, había alertado que por las dificultades para importar insumos y repuestos existía el riesgo de que se frene la producción en las operaciones no convencionales.

En particular, las compañías entendían y así lo volvieron a expresar en la reunión que mantuvieron con el ministro de economía, Sergio Massa, en Houston, que la obligación de financiar a 180 días los pagos de importaciones impuesta por el Banco Central hasta septiembre hacía imposible el normal desempeño de actividades.

Massa, acompañado por la secretaria de Energía, Flavia Royon, y el titular de YPF, Pablo González, analizó durante casi dos horas con Hess y otros empresarios del sector la importancia de los servicios petroleros como complemento de la cadena de valor con el objetivo de poder incrementar la producción que el país necesita.

Las petroleras y el gobierno quieren incrementar la producción ante la definición de las nuevas obras de infraestructura de transporte en gas y petróleo, pero las empresas de servicios deben acompañar ese desarrollo para evitar un cuello de botella.

La Cámara está conformada por 31 empresas estadounidense, europeas y nacionales como Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes, Exterran, Weatherford, Superior Energy Services y Helmerich & Payne, y son las que tienen a su cargo todas las tareas de perforación, producción, explotación y mantenimiento que requieren las grandes compañías petroleras titulares de las áreas, por lo que representan también la mayor fuerza laboral del sector cn estimaciones que oscilan entre los 25.000 y 30.000 trabajadores en el terreno.

Esas tareas se pueden realizar de la mano de bienes estratégicos y muy sofisticados que requieren renovación constante. Se trata de bienes críticos, que demandan poder contar con herramientas específicas, módulos electrónicos, instrumentos de medición, válvulas, herramientas, insumos químicos, repuestos para las máquinas, sin las cuales es muy difícil ser competitivo y para las cuales hay una impotante demanda externa.

Massa ya había tomado nota del requerimiento del sector y, en ese sentido, había anunciado en el marco de la Exposición Argentina Oil & Gas (AOG) Patagonia, semanas atrás, la creación del llamado Canal Verde Vaca Muerta para simplificar los trámites de las importaciones de maquinarias e insumos vinculadas al complejo y a la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner. Pocos días después la Aduana creó el nuevo esquema.

El régimen busca darle un tratamiento prioritario y de celeridad para liberar tales mercaderías, y canalizará las solicitaciones temporarias de autorización de importaciones y sus eventuales prórrogas a través de un tramite especifico a tal efecto a través del Sistema Informático de Trámites Aduaneros (SITA) de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Dicho paquete de medidas también incluye la reglamentación del funcionamiento del Régimen de Acceso a Divisas para la Producción Incremental de Petróleo (Radpip) que garantiza la libre disponibilidad de divisas para aquellas empresas que muestren un crecimiento en su producción.

La agilización de las importaciones se fundamenta en que la mayoría de las máquinas, estructuras industriales, insumos y demás elementos provienen del exterior, lo cual conllevó a la necesidad de implementar procesos agiles y eficientes, que posibiliten una salida de aduana ágil de los bienes que  lo comprenden, indicaron los considerandos de la reglamentación.

Tales solicitudes deberán estar acompañadas de la constancia de la adjudicación de obra en el marco de la Licitación Pública correspondiente, el contrato de locación de los bienes a ingresar y la Factura Proforma conteniendo el detalle y el valor de los mismos.

Una vez emitida la autorización, la Aduana dará curso al registro de la solicitud y a la inmediata intervención de las áreas operativas a fin de liberar las mercaderías en cuestión, sin dilación de las mismas.

Fuente: Mejor Energía

Fotografía www.crexellsa.com