Estados Unidos (EPatagonicas) 11 de Septiembre. – La producción de petróleo de Estados Unidos caerá en casi un millón de barriles al día en 2016 frente a los niveles récord de bombeo que ha alcanzado en 2015, según el último informe de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés).

En su pronóstico energético a corto plazo, la EIA cree que la producción de petróleo, que alcanzó un máximo de 9,61 millones de barriles diarios este año, caerá a un suelo de 8,63 millones de barriles al día en agosto de 2016.

De este modo, el organismo gubernamental ha ampliado su previsión de caída, que en el informe anterior señalaba que sería de 60.000 barriles diarios.

La EIA lleva avisando desde hace meses de que la producción en Estados Unidos comenzaría a declinar desde el pasado mes de junio hasta principios de 2016, cuando volverá a cambiar de tendencia y crecer.

“Los actuales bajos precios del petróleo están haciendo que parte de la producción estadounidense sea menos rentable, con la caída estimada en la producción sólo durante agosto de 140.000 barriles al día respecto al mes anterior”, apuntó Adam Sieminski, responsable de la EIA, en un comunicado.

Desde el julio de 2014, los precios del petróleo se han reducido más de un 60 por ciento, lo que ha obligado a los productores a recortar sus presupuestos y despedir a parte de sus plantillas.

Además, para este año ha rebajado la estimación de crecimiento para la producción de crudo en el país hasta el medio millón de barriles diarios, desde los 650.000 barriles que había pronosticado previamente.

También ha rebajado su previsión de crecimiento para la demanda de crudo en Estados Unidos en 2016 en 130.000 barriles diarios, desde los 190.000 barriles que había dicho anteriormente. Para este año, ha rebajado la previsión de crecimiento de demanda desde los 400.000 barriles diarios hasta los 330.000 barriles.

En el mes de agosto, la EIA también revisó a la baja sus previsiones de precios internacionales del petróleo para 2015 y 2016, que ha mantenido en el último informe. Así, prevé que el Brent promedie en 54 dólares el barril este año y en 59 dólares en 2016. El WTI se situaría en cinco dólares el barril por debajo de la cotización del crudo del Mar del Norte.