La Pampa (EP) 06 de Julio. – Un plenario de comisiones de la Legislatura provincial aprobó, por unanimidad, despachos favorables de los contratos del Gobierno provincial y Pampetrol para la explotación de las áreas petroleras de 25 de mayo Medanito Sudeste y de Jagüel de los Machos.

La reunión plenaria se extendió por más de tres horas y media. Reunió a los diputados de las comisiones de Hacienda y Presupuesto y de Asuntos Agrarios, Turismo, Industria, Obras y Servicios Públicos. Hubo conformidad, tuvo final feliz, porque dejó contentos a los representantes de todos los bloques que integran esta Legislatura.

La diferencia central fue la incorporación de un socio: la oposición pretendía – lo logró- que sea a través de una licitación pública.

Hubo varias interrupciones para llegar al acuerdo. Finalmente hubo dos despachos por unanimidad aconsejando la aprobación de las autorizaciones al Poder Ejecutivo a  suscribir, en representación de la Provincia, con la Empresa Pampetrol S.A.P.E.M. proyectos de Contrato de Concesión de Explotación de las áreas hidrocarburíferas de “25 de Mayo – Medanito Sudeste» y Jagüel de los Machos.

En primer término los diputados escucharon e interrogaron al presidente de la empresa Pampetrol SAPEM, Daniel Grundnig, que expuso un par de modificaciones a los proyectos de contratos.

La modificación de fondo propuesta por el presidente de Pampetrol, referida al artículo diez, con la pretensión «de hacerlo más atractivo para un eventual socio, porque en definitiva eso es lo que pretendemos, un socio». Esa fue la que disparó la cuestión central de las diferencias que, a partir de allí, manifestaron los diputados del FREPAM, en sociedad con los de CAMBIEMOS. En algún momento las diferencias parecieron irreconciliables.

Es que Grundnig desestimó la pretensión de los diputados opositores de incorporar como «condición sine qua non -según la afirmación del diputado Ricardo Consiglio-  la incorporación de la exigencia de un llamado a licitación pública para determinar el eventual socio de Pampetrol en la explotación de las áreas en cuestión».

El presidente de Pampetrol -sociedad anónima con participación estatal mayoritaria- dijo que «no es conveniente porque estamos en un negocio donde proliferan los tiburones blancos y corremos el riesgo de, por dar cumplimiento a lo que determine la licitación terminemos de socios con empresas que, por ejemplo, no sea su metié la explotación de hidrocarburos, por ejemplo oportunistas del negocio inmobiliario que no se aboquen a la producción, que es lo que nosotros pretendemos como empresa».

Grundnig se encargó en más de una oportunidad de señalar que su postura reflejaba la de la unanimidad de la comisión de seguimiento que con representantes legislativos tiene la empresa y también del directorio, integrado por el radical y exdiputado provincial, Hugo Pérez.

Tensión

Desde el oficialismo apuraron el dictamen: “si hay otras modificaciones que quiera sumar la oposición, lo hagan después de un trabajo conjunto de los asesores de bloque, esta tarde o mañana (miércoles)», dijo el diputado Roberto Robledo.

Pero los diputados del Frepam y Cambiemos lo frenaron. “Sino no se incorporar la licitación pública,  para determinar el socio,  y  el cobro de un bono para el ingreso de la empresa asociada al negocio, nuestro voto será negativo», amenazaron.

Finalmente, y cuando parecía que todo concluiría con dos dictámenes (uno mayoritario del oficialismo aconsejando la aprobación de los proyectos, y, otro de la oposición) hubo una llamada al presidente de Pampetrol -quien ya se había retirado de la sala de comisiones-, reconociendo que desde la empresa se le podrán imponer límites a las empresas oligopólicas a través de determinadas especificidades.

Esto hizo a  los diputados justicialistas reconsiderar su postura y redactar la modificación al artículo 10, pretendida por el Frepam.

Esa modificación quedó con el siguiente texto: «el contratista no podrá ceder o transferir íntegramente el presente Contrato, sólo podrá asociarse para su cumplimiento con empresas públicas o privadas, provinciales, nacionales o internacionales, en el marco establecido por la ley provincial 2225 y 2675. Dicho procedimiento deberá ser mediante licitación pública, incluyendo el cobro de un bono de ingreso a  las áreas». Entonces llegaron los dictámenes por unanimidad.

Fuente El Diario de La Pampa