Buenos Aires (EPatagonicas) 01 de Abril. – El director del OETEC explicó que actual coordinador energético de cambiemos, Juan José Aranguren, ex Presidente de Shell, “blanqueó lo que Macri piensa: que no le importa la soberanía energética ni el autoabastecimiento”.

El director del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec), Federico Bernal, aseguró que tras las declaraciones Juan José Aranguren, asesor energético del candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, “queda claro que no le importa la soberanía energética del país ni su autoabastecimiento, porque la idea es privatizar YPF y entregar Vaca Muerta como moneda de pago a los fondos buitre”.

Aranguren, ex presidente de Shell y actual coordinador energético de Cambiemos, propuso “evaluar el plan de negocios de la compañía para poder recomendar o no la continuidad de este tipo de administraciones” respecto de la posibilidad de que YPF deje de ser una empresa estatal, mientras aseguró que “no es relevante recuperar el autoabastecimiento y la soberanía hidrocarburífera”,.

“Aranguren blanqueó lo que Macri piensa: que no le importa la soberanía energética ni el autoabastecimiento, porque su objetivo es privatizar YPF y entregar su participación en Vaca Muerta a los fondos buitre”, indicó Bernal a Télam.

El director del Oetec sostuvo que “lo que quiere hacer Macri en YPF es lo mismo que se hizo desde 1976 hasta el arribo de Repsol”, y precisó que esa política incluye “endeudar fuertemente a la compañía, sabotearla desde adentro, reducir su cuota de mercado, abandonar las inversiones para que la producción decaiga, y su horizonte de reservas también, y debilitar a la empresa frente a sus competidoras”.

“Van a querer que la gente se lleve una mala imagen de YPF, para plantear nuevamente la zoncera de la ineficiencia del sector estatal y la necesidad de que la maneje el sector privado”, alertó Bernal.

Precisó que en estos años desde que el Estado la recuperó “YPF incrementó su cuota de mercado, además de su producción de gas y petróleo”, y añadió que “la capacidad de refinación aumentó como nunca desde los últimos 30 años”.

Explicó que “la soberanía en cualquier índole, económica, energética, significa tener la capacidad de decidir las políticas públicas en función del interés de una nación industrializada, moderna, con una economía autosuficiente”.