Neuquén (EP) 06 de Septiembre. – El CEO de la compañía negó que la empresa tenga intención de abandonar su participación en el campo no convencional y ratificó la vigencia de su megaproyecto local.

Al mismo tiempo que salió a desmentir los rumores en torno a una posible venta de los activos que Dow posee en Vaca Muerta, el CEO de la compañía, Gastón Remy, aprovechó para ratificar la vigencia del megaproyecto diseñado para el Polo Petroquímico local y que aún es tema de análisis.

“La empresa no tiene intención de dejar su participación en la producción de gas no convencional en el campo El Orejano, en Vaca Muerta. Dow fue una de las primeras compañías en comprometer inversiones para la producción de gas en Vaca Muerta y acompañar el plan de desarrollo del país. La compañía está orgullosa de la productividad del campo El Orejano y de su relación estratégica con YPF, a la vez que evalúa constantemente nuevas oportunidades estratégicas para apoyar su crecimiento de largo plazo en la Argentina”, explicó en diálogo con el medio La Nueva.

Agregó que las inversiones en el gas no convencional que la compañía anunció en los últimos meses reflejan su visión sobre la oportunidad histórica que tiene el país de iniciar un renacimiento industrial a partir de la disponibilidad de abundante suministro de gas natural como insumo productivo.

“Como desde hace 60 años, Dow continúa plenamente comprometida con su estrategia de crecimiento a largo plazo en la Argentina, apuesta a las ventajas competitivas del país y valora las reformas estructurales que está implementando el gobierno nacional”, sostuvo.

Remy consideró a El Orejano, el campo de shale gas más grande de la Argentina y el segundo en el mundo, como el punto de partida para un proyecto muy ambicioso: la ampliación de las plantas petroquímicas en Bahía Blanca, iniciativa que sigue en estudio.

Sobre la importancia de nuestra ciudad, Remy señaló: “Bahía es el equivalente a solo otras tres plantas en el mundo con grandes disposiciones de gas sumado al puerto”, sostuvo, para luego agregar que por día se envían dos trenes directos al puerto de Buenos Aires.

Si bien la afirmación del CEO de Dow lleva tranquilidad a la industria, otras fuentes señalaron que la empresa estadounidense no piensa vender, aunque si aparece un interesado podría seguir con su proyecto en la Argentina, es decir, no ser la encargada de volcar ese gas en el mercado, sino aprovecharlo como insumo en sus plantas.

De hecho, cuando decidió invertir en Vaca Muerta, en momentos donde muy pocos querían hacerlo, lo hizo con miras a lograr que otros la imitaran en la búsqueda del gas necesario.

Hoy El Orejano sigue aumentando su producción y ese aumento, junto al resto de Vaca Muerta, hará que en dos o tres años el valor del gas comience a bajar y pueda ser empleado, a un precio beneficioso a escala internacional, en la industria petroquímica.

Quizás eso dejó entrever Remy al señalar en Neuquén días atrás que el upstream (exploración y explotación) “no es nuestro negocio principal, queríamos demostrar que podíamos reconstruir un circulo virtuoso y que otros que saben de esto nos sigan; nuestro foco de inversión va a ser mucho más en midstream y en downstream”, dijo en alusión a la producción en plantas.

Si bien se menciona que la inversión de Dow en Bahía rondaría los 5 mil millones de dólares, ese número dependerá de cuántas plantas productivas decida poner en marcha, por lo que las cifras rondarían entre 3 mil y 5 mil millones, con su efecto cascada en la cadena de valor.

Fuente Revista Petroquímica