Santa Cruz (EP), 01 de julio 2022. El geólogo y director de la empresa contó el plan para los viejos pozos del Golfo San Jorge y anticipó los resultados en el shale de Palermo Aike.

Daniel Kokogian es director en CGC y un geólogo con amplia trayectoria en la industria petrolera argentina. En diálogo con Mejor Energía TV, caracterizó el momento actual de la empresa del grupo Eurnekian, que sube la apuesta en los campos productores del sur del país. Adelantó cuál es el plan de la petrolera en los “miles de pozos” que busca reactivar en el Golfo San Jorge, que se desprenden de la compra de activos a Sinopec, y el resultado de los primeros pozos de Palermo Aike, la formación no convencional donde la empresa busca desarrollar el shale de la cuenca Austral.

La compra a Petrobrás y el despegue: “Desde hace 9 años CGC comenzó a experimentar un cambio notable. Compró la participación de Petrobrás (26 bloques de la Cuenca Austral) y se pasó de no tener equipos de perforación a a perforar con uno y dos equipos. Esto permitió reactivar toda la operación: pasamos de producir 2 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) a casi 6 MMm3/en el 2017”.

La exploración: “Y desde entonces empezamos una política de exploración de mediano y alto riesgo. Estamos perforando en zonas donde no se perforaba desde la década del `70. Es una zona dificilísima, donde hay gas. Y el desafío es hacer producir esos yacimientos con arenas de baja permeabilidad”.

Palermo Aike, el horizonte no convencional: “Estamos comenzando a probar el shale austral. Y en este momento, lo que hicimos es reingresar en dos pozos perforados, luego de un análisis exhaustivo de todo el portfolio. De ambos pozos, estamos produciendo; testeamos petróleo y gas en los dos. El segundo está en proceso de testeo, pero todavía no lo pusimos en producción. Y creemos que vamos a tener un proyecto allí”.

Qué se sabe de los no convencionales de Austral: “Se sabe mucho menos que en Vaca Muerta. Habría que comparar la etapa inicial de Vaca Muerta, diez años atrás, con esta etapa actual en la cuenca Austral. Los de ahora son pozos de investigación. Entramos con pozos verticales, pozos que presentaban las mejores condiciones y a partir de ahí empezamos a delinear dónde navegar Palermo Aike, que es una formación muy espesa, con centenares de metros. Estamos en esa etapa. Pero los primeros pasos fueron bastante positivos. Tenemos fluidos con pocos espesores fracturados. Seguro haremos un pozo horizontal”.

Los viejos pozos del Golfo San Jorge: “Desde el año pasado incorporamos las áreas de la adquisición a Sinopec. Son áreas muy antiguas. De producción de hace varias décadas. Y hay un hito reciente, se perforó el primer pozo de la campaña de CGC de 20 pozos en el Golfo San Jorge. El primer pozo desde el 2017, en el flanco sur del Golfo, donde tenemos el 60% del flanco sur; hay miles de pozos. Una operación totalmente diferente a los no convencionales. Que hay que reactivar. Hay centenares de pozos para ver qué se puede hacer con ellos”.

Objetivos en el Golfo: “Se está haciendo una revisión de todo. Estamos cambiando todo y nos va a llevar un tiempo poder arrancar. Producimos unos 2500 metros cúbicos diarios de crudo. Somos optimistas de que vamos a duplicar la producción en dos o tres años. Estamos haciendo un replanteo de la recuperación secundaria de crudo antes de ir a la terciaria. Todavía hay mucho camino para recorrer en secundaria y ahora estamos comenzando la perforación de pozos. Es ir a buscar en áreas muy maduras”.

El portfolio balanceado: “El gas lo tenemos en la Cuenca  Austral y el petróleo en San Jorge. Cuando focalizamos en comprar los activos de Sinopec, fue una compra proactiva. Golpeamos la puerta y pusimos el pie para que no se cierre la puerta. Fue un largo proceso con la gente de China. Y finalmente luego de un año de negociaciones logramos la operación, que para nosotros es crítica para balancear el portafolio”.

El transporte en el sur del país:  “El gasoducto San Martín tiene espacio. Lo que podamos incrementar, se va a hacer. Y en petróleo, producimos un petróleo más pesado, altamente demandado. Ahora se paga más por ese petróleo. Pero nosotros lo vendemos todo localmente. No hay un cuello de botella para el petróleo”.

Vaca Muerta y la mirada sobre el país: “El no convencional ha tenido un salto cualitativo notable en la pospandemia. Todo lo que pasó desde entonces fue mejor, desde lo técnico, y también el acompañamiento del precio. Si bien no capturamos 100 pro ciento del valor internacional, ha mejorado. Es una situación mucho mejor. CGC tiene una fuerte posición en el midstream y yo creo que en el petróleo, cuando esté el oleoducto a chile (OTASA), hay una capacidad para meter casi 15 mil barriles más. Y el gasoducto Gas Andes, entre 10 y 15 MMm3/d. Argentina tiene que focalizar en eso. Está bien pensar en grande, en la planta de GNL; pero hay muchas etapas previas a mi entender. Llenemos el gasoducto y el oleoducto a Chile. Y el Néstor Kirchner, y revirtamos el gasoducto con Bolivia para reemplazar esas importaciones”.

Fuente: Mejor Energía

Fotografía Mejor Informado