Buenos Aires (EP), 26 de Sept 2022. Las compañías solicitan previsibilidad para poder garantizar sus inversiones. La falta de recurso humano es uno de los condicionantes del offshore.

Los estudios marcan que el potencial del offshore en Argentina podría ser similar, o incluso superior, al de Vaca Muerta. Las expectativas son altas y el primer pozo en la Cuenca Argentina Norte (Bloque CAN_100) marcaría el rumbo de la producción en aguas profundas.

El tema fue abordado por uno de los paneles del Energy Forum realizado en Buenos Aires con la organización de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) donde participaron Fernanda Raggio, gerente ejecutiva de Exploración de YPF, y Mónica Navarro, CEO de Servicios Marítimos.

Uno de los proyectos importantes dentro de la estructura de la empresa de mayoría estatal es el offshore. “Es un área subexplorada y es una de las zonas más extensas del mundo sin explorar, con un potencial que los geocientistas hemos estimado en un volumen cercano a Vaca Muerta. Esa es la línea para convertirnos en un país exportador”, subrayó Raggio.

Servicios Marítimos es una de las compañías que trabaja desde hace cinco años con los buques sísmicos que vienen al país para realizar la exploración offshore y son testigos de la cantidad de yacimientos que hay en el Mar Argentino. “Los trabajos permitieron conocer el potencial que tiene argentina en petróleo y gas en la Cuenca Argentino Norte, Cuenca Colorado y Malvinas. Fuimos testigos de ese relevamiento”, aseguró Navarro.

La esperanza está basada en los descubrimientos que se hicieron en África y que puede significar un impacto similar en el país. “Hay un resultado muy positivo y muy interesante en Namibia con un volumen de producción muy importante. Creemos que el Proyecto Argerich es un proyecto similar y que impactaría fuertemente en el país”, subrayó la gerente ejecutiva de Exploración de YPF.

“Históricamente siempre fueron proyectos que tardaron entre 8 y 10 años para empezar a producir, pero tenemos el ejemplo de Guyana que la producción comenzó a 3 o 4 años por lo cual tenemos tiempo de empezar a entrenarnos”, destacó.

Tanto Raggio como Navarro coincidieron que el país no cuenta con el recurso humano necesario para encarar proyectos offshore. Es por eso que las capacitaciones y la repatriación de especialistas será fundamental en los próximos años.

“A esta altura llevamos 200 mil km2 de exploración entre sísmica 2D y 3D y quedan 1.700.000.000 km2 por investigar y no tenemos el personal embarcado suficiente para realizar en simultaneidad diferentes proyectos por lo que estamos ante una enorme oportunidad de capacitación”, consideró Navarro.

En este sentido, la CEO de Servicios Marítimos destacó que los salarios para el personal embarcado para estos proyectos son muy altos. “Tenemos una Escuela Nacional de Náutica, que brinda capacitaciones, y contamos con muchos científicos y profesionales, pero necesitamos más recurso humano de manera urgente”, afirmó.

En las cuencas se pide estabilidad macroeconómica para que las empresas puedan realizar sus inversiones. El offshore no es ajeno a esta situación y, desde el sector, consideran que es necesario previsibilidad. “Necesitamos un marco de aprobaciones y que el Estado nos acompañe para no tener retrasos. Las inversiones son enormes y necesitamos asumir compromisos con las compañías de servicio que no tenemos en el país y que tenemos que traerlas de otra parte del mundo”, aseveró Raggio.

“No hay una cultura en Argentina de exploración offshore en aguas profundas, pero sí en aguas someras. En aguas ultra profundas necesitamos un marco de previsibilidad para poder operar y traer nuevas inversiones. Es muy atractivo el panorama que tenemos por delante”, subrayó la gerente ejecutiva de Exploración de YPF.

“Necesitamos un plan a largo plazo y otro a corto plazo para lo inmediato. Es necesario que la política nos acompañe porque muchas veces nos encontramos con mucho desconocimiento y nos lleva mucho tiempo explicar y sacar todo el miedo de todo lo que estamos haciendo. Por lo tanto, es muy importante que puedan conocer lo que estamos haciendo y que no venga un próximo Gobierno y que todo esto se eche por la borda. Estamos todo el tiempo hablando de oportunidades y deberíamos empezar a hacer lo que tenemos que hacer. El país lo necesita y el mundo también”, sostuvo Navarro.

Medioambiente y conciencia

Otro de los puntos que se tocó en el panel fue el impacto que generaría el offshore en el medioambiente. Las disertantes consideraron que la actividad ofrece un petróleo más verde debido a su forma de operar. “Si comparamos globalmente el upstream, solamente el 20% corresponde al offshore en términos de CO2. La tecnología avanzó en lo que tiene que ver con hidrocarburos costa afuera optimizando cada una de sus partes. Cuando hablamos de un petróleo con menos carbono, en realidad se habla de todos los procesos y no de un crudo que tenga una característica distinta a los demás”, afirmó Raggio.

Además, aclaró que las audiencias públicas vienen de una resolución de 2019 donde los Estudios de Impacto Ambiental fueron compartidos por la Secretaría de Energía de la Nación y el Ministerio de Ambiente, por lo cual, los estándares son muy altos. “Las compañías cumplen con los requisitos que se les exige y la meta es comenzar a perforar en 2023”, consideró Raggio.

“Los argentinos tenemos una oportunidad única y debemos hacer algo porque el mundo está necesitando energía. Es fundamental hacer la transición energética, pero de la mano de este tipo de recursos”, consideró Navarro.

Fuente https://mase.lmneuquen.com/

Fotografía BAE Negocios