Buenos Aires (EP), 16 de Febrero 2022. Las tensiones geopolíticas con Rusia (el mayor productor de petróleo del mundo), y una oferta restringida por los recortes de la OPEP siguen impulsando los precios acercándose a los u$s100.

El barril de petróleo Brent rozó los u$s96 por primera vez desde 2014. El precio del barril de petróleo Brent llegó a superar este lunes los i$s96 por primera vez desde septiembre de 2014 ante la escalada de tensión sobre la situación en Ucrania. Luego, logró bajar hasta u$s95 y posteriormente, en los u$s94. El viernes pasado, el precio del crudo Brent cerró a u$s94,44 por barril.

En el caso del petróleo West Texas Intermediate (WTI), el precio del barril llegó hasta los u$s94,94 por barril, frente a los u$s93,10 del anterior cierre. En lo que va de año, el petróleo Brent subió más de un 21%, mientras que el crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, se ha revalorizado más de un 26%. El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, afirmaba este domingo que Rusia podría invadir Ucrania «cualquier día desde hoy», incluso esta misma semana.

Una eventual invasión podría alterar los suministros de petróleo y daría paso a sanciones contra Rusia por parte de Occidente, como medida de represalia. El petróleo, no obstante, ha subido en las últimas semanas por un aumento de la demanda global a medida que las economías en todo el mundo se recuperan de la pandemia del coronavirus.

La semana pasada, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) estimó que continuará la tensión entre los niveles de oferta y demanda en el futuro cercano.

El ‘oro negro’ está siendo uno de los grandes propulsores de la inflación. Entre los factores que están impulsando su precio cabe destacar el resurgimiento mundial de la demanda ya mencionado, las tensiones geopolíticas provocadas en Rusia (el mayor productor de petróleo del mundo) y una oferta restringida por los recortes de la OPEP, que aunque se están revirtiendo poco a poco, lo hacen a un ritmo lento (400.000 barriles por mes). La llave para resolver este problema de forma rápida y sostenible sería que se produjese un incremento de la inversión en este sector o la vuelta de Irán a los mercados internacionales de petróleo, lo que supondrá un ‘salto’ para la oferta.

Aunque no para hablarse de energía verde y renovable, los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural) proporcionan más del 80% de la energía de la economía mundial. Esto está impactando en la inflación de todos los países del mundo, incluido EEUU o la Eurozona.

Fuente https://www.ambito.com/

Fotografía Antena 3