Neuquén (EPatagonicas) 14 de Agosto. – El titular del Sindicato de Petroleros neuquinos Guillermo Pereyra opinó que, además de la crisis internacional que afecta al sector petrolero, los conflictos laborales existentes en la industria nacional tienen que ver con el inminente cambio de Gobierno nacional y con que ni desde la Casa Rosada ni de parte de ninguno de los candidatos presidenciales se expresaron sobre “cuál va a ser la política de emergencia que se va a implementar” en el actual contexto”.

“Las inversiones no llegan porque la actividad está casi paralizada”, reveló Pereyra, quien añadió que esa problemática se traslada a las empresas contratistas, “que se ven obligadas a ajustar costos” y “están complicadas para pagar salarios”.

Senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino, Pereyra sostuvo que en pos de solucionar la crisis del sector “se debe mover el tipo de cambio”. Respecto a las amenazas de despidos que surgieron en varias petroleras, opinó que “se puede reducir el gasto por otro lado” y adelantó que de hacerse efectivos, “tomaremos medidas”.

En los últimos días se suscitaron inconvenientes en la base de la empresa de servicios OPS, en la localidad de Añelo, corazón de Vaca Muerta, luego de que los trabajadores realizaran un bloqueo ante un cambio de diagrama operacional que les terminó representante una baja del sueldo. TSB es otra de las proveedoras de servicios que se encuentran con problemas para abonar sueldos.