Neuquén (EP), 18 de Ene 2021. La pandemia hizo caer un 57,3% la perforación en Neuquén en relación al 2019. Hay 55 equipos de torre, 26 son perforadores.

El 2020 fue un año atípico para la economía global y para la sociedad en general, dándole un fuerte golpe a la industria de los hidrocarburos. Con las medidas de confinamiento, hubo una caída estrepitosa del consumo de energía y combustibles que obligó a reducir el movimiento en los yacimientos. Es así que en Neuquén se realizaron un total de 140 pozos durante el 2020.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, durante el 2020 se perforaron 140 pozos en la provincia, de los cuales, 114 pozos fueron no convencionales (horizontales y mayormente hacia objetivos shale) y los 26 restantes estuvieron localizados en yacimientos convencionales. Si se compara con el 2019, la perforación en la provincia disminuyó un 57,3%.

El protagonismo de la la perforación en 2020 lo sigue manteniendo el shale y, en menor escala, los de reservorios tight. De esta manera, los inversores apuestan cada vez más fuerte en sus bloques que aterrizan en la formación Vaca Muerta. YPF fue la que más perforó con 58 pozos, siguió Shell 32 y un el tercer puesto compartido lo tienen Vista Oil & Gas y Pan American Energy con 12 pozos cada empresa.

El 2020 tuvo diferentes etapas. El primer trimestre incluso con récord de producción -por los resultados de los desarrollos realizados por los inversores hasta septiembre-, entre abril y junio fue el momento más estricto de las medidas de aislamiento con una caída brutal de la actividad y, por último, el segundo semestre donde los ánimos cambiaron con más demanda, el Plan Gas y los acuerdos entre sindicatos y empresas.

Justamente las negociaciones entre el frente sindical y las cámaras empresarias fueron claves para garantizar una producción acorde a la crisis por la pandemia y, en el último tramo del año, para fijar los planes para la reactivación. De tener al 90% del personal petrolero bajo el artículo 223 Bis de la Ley de Contrato de Trabajo, que fija las condiciones para las suspensiones, a la fecha hay unos 5000 que esperan volver lo antes posible al campo.

Como consecuencia de las medidas sanitarias dictadas a nivel nacional por la pandemia se dio una baja a cero en términos de intervención o perforación de pozos. Este imprevisto tuvo un impacto en la actividad y en las finanzas provinciales.

En Neuquén ya hay activos 55 equipos de torre: 26 perforadores, 20 coiled tubing, 16 de workover y 13 de pulling.

Luego de definir los protocolos para restablecer la actividad junto a sindicatos y actores de la industria, en mayo comenzaron a funcionar nuevamente los equipos perforadores. Y también los sets de fractura, que en abril habían marcado cero, una caída histórica para Vaca Muerta. Muchas compañías volvieron a trabajar, en principio para concluir las tareas que habían quedado pausadas entre marzo y abril

A pesar de las dificultades afrontadas y todos los contra tiempos, la actividad de petróleo y gas en la Neuquén está repuntando, estiman en el gobierno provincial. Es que se basan que durante el mes de diciembre se perforaron 15 pozos nuevos y se encuentran activos 55 equipos de torre: hay 26 perforadores, 20 coiled tubing, 16 de workover y 13 de pulling. Para marzo, la esperanza, es una normalización de la actividad.

Fuente https://mase.lmneuquen.com/