Neuquén (EP), 04 de noviembre 2021. Durante el mes pasado se realizaron 1011 punciones, el segundo nivel más alto en la historia de la formación. Además se realizaron dos fracturas en otros campos, en Chubut y Santa Cruz.

La actividad no convencional no cesa en Vaca Muerta y en el mes de octubre se alcanzaron 1011 etapas de fractura en la formación neuquina, convirtiéndose en el segundo mes con mayor cantidad de fracturas en la formación no convencional.

Así lo confirmó el último informe especial elaborado por el country manager de NCS Multistage, Luciano Fucello, quien destacó el incremento del 6% en relación con el mes de septiembre, ubicándose debajo de mayo de este año, el mes récord en la formación cuando se registraron 1.079 etapas de fractura.

YPF fue la empresa que concentró el grueso de la actividad en la que hubo un total de seis empresas activas. La petrolera de bandera realizó 600 etapas de fractura en sus campos, y volvió a concentrar el 60% de la actividad de la formación.

La segunda compañía más activa fue Pan American Energy (PAE) con 181 punciones realizadas en el mes, mientras que Shell quedó muy cerca con 169 etapas de fractura completadas.

Tecpetrol en tanto realizó 63 etapas de fractura en sus pozos, y se ubicó no solo como la cuarta empresa más activa de Vaca Muerta, en lo que hace a punciones, sino también como la única en haber realizado fracturas en dos formaciones shale en el mismo mes.

Además, desde Total Austral se inició una campaña de fractura que sumó las primeras cuatro etapas, al igual que la empresa Phoenix Global Resources (PGR) que dio inicio a la perforación de su primer pozo hacia Vaca Muerta en Corralera Noroeste, en la zona norte de la provincia.

Otro dato relevante del mes es que por primera vez se sumaron dos etapas de fractura en campos shale fuera de Vaca Muerta, en Chubut y Santa Cruz. Es el caso de una fractura que realizó la Compañía General de Combustibles (CGC) en la formación Palermo Aike, en el límite entre Chubut y Santa Cruz. Y de otra etapa de fractura realizada por Tecpetrol en un pozo con destino a la roca madre de D129, en Chubut.

Cabe recordar que la medición de la cantidad de etapas de fractura que se realizan por mes es un parámetro que permite observar el nivel de actividad general en la formación, ya que los pozos son muy diferentes, al igual que el rendimiento de los equipos de perforación. En este sentido, la cantidad de punciones hacia la roca madre es un parámetro que permite nivelar esas diferencias y contar con una mejor imagen del ritmo de los trabajos de producción en nuevos pozos.