Chubut (EP) 02 de Dic. -Enap Sipetrol mantiene un reclamo contra Petromiera por alrededor de 8 millones de pesos (500.000 dólares), debido a la asociación paulatina de la empresa estatal en el área de Pampa del Castillo, que a su vez la compañía chilena está negociando y a punto de transferir a la empresa Capsa. Esa operación podría concretarse en alrededor de 300 millones de dólares, aunque el monto final dependerá del acuerdo en torno al pasivo ambiental del área Pampa del Castillo.

Así lo confirmó Jorge Ávila, sobre los avances de la negociación entre las compañías y anticipó que prácticamente está acordado el traspaso de la operación de Pampa del Castillo a Capsa, lo que se concretaría a partir de enero.

Según el dirigente del Sindicato Petrolero, “están negociando y tenemos entendido que está todo avanzado, incluso en diciembre ya se harían cargo del costo de los equipos de work over y pulling que están trabajando y en enero subirían un perforador”, detalló.

Sobre el monto final del acuerdo, puntualizó que oscila entre 250 y 360 millones de dólares, y dijo que “la diferencia está en quien asume el costo del pasivo ambiental, esa es la parte que sigue en discusión, porque una cosa es el costo total de la operación, pero el precio baja si hay que asumir todo el costo. Es parecido a lo que pasó en Santa Cruz con las áreas de Sinopec, que está por comprar Galuccio (a través de la empresa Vista Oil), que los chinos pagaron a 2.000 millones de dólares, pero ahora están transfiriendo a 600, por el costo del pasivo”.

Reclamo a Petrominera

En forma paralela, las operadoras reclaman a Petrominera que integre su participación societaria, en los términos del acuerdo firmado al momento de acordar la prórroga de sus contratos de concesión. En el caso de Enap Sipetrol, la compañía requirió a la empresa provincial un monto de 522.000 dólares (alrededor de 8 millones de pesos), correspondiente a la primera etapa de la asociación prevista. También Tecpetrol mantiene un reclamo por la asociación, y lo mismo se había acordado con YPF. Hacia el grupo Techint, el monto equivalente a la asociación que debería aportar la estatal es de 11 millones de pesos, mientras a la operadora nacional habría que aportarle, en carácter de asociación, alrededor de 4 millones de pesos.

“Ni siquiera hay presupuesto aprobado para la empresa”, dijo Ávila en relación a la posibilidad de asumir esos compromisos, dando cuenta de la situación de la empresa estatal. “Esto es parte de los contratos que se firmaron al momento de renegociar las áreas; en 20 años podríamos llegar al 50% de la asociación pero en ese momento no va a quedar nada más que el pasivo ambiental, entonces vamos a ser dueños de nada con muchas deudas”, cuestionó.

Renegociación

El dirigente indicó que los términos de la sociedad fueron establecidos en los nuevos contratos, “nosotros controlábamos que hubiera actividad y puestos de trabajo, pero eran otros los que debían ver la letra chica y evitar que pase esto”, indicó cuando se le recordó que también el sindicato había avalado los términos de la renegociación con las operadoras.

En cualquier caso, hoy el reclamo de las operadoras pasa a un segundo plano. El sindicato concedió plazo hasta el miércoles de la semana próxima para que Tecpetrol informe el plan de inversiones del año 2018, ya que traspuesta esa fecha podría iniciar un plan de lucha que volverá a recalentar la agenda petrolera antes de finalizar el año.

Gentileza ADN Sur