Punta Arenas Chile (EPatagonicas) 31 de Octubre. – Esta demanda surge luego de haber agotado diversas conversaciones con autoridades de la estatal, de la seremi del Trabajo y de Energía.

Ayer en la sede de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) se reunieron ex empleados de ENAP Magallanes junto con la presidenta de la agrupación para en conferencia de prensa dar a conocer una demanda colectiva ante los tribunales de justicia por el despido de aproximadamente 300 trabajadores de la empresa petrolera el año 2010.

Esta demanda surge luego de haber agotado diversas conversaciones con autoridades de la estatal, de la seremi del Trabajo y de Energía.

“ENAP Magallanes desde la dictadura no había tratado tan mal a un grupo de trabajadores, teniendo un trato abusivo, desmedido e indolente utilizando todo su poder para despedir y perjudicar a sus trabajadores, incluso contratando a expertos en esta materia a fin de lograr la mejor ecuación para sus interés y beneficio con el propósito de sólo damnificar a quienes dieron gran parte de su vida a esta empresa, dando una pésima señal de ejemplo como empresa del Estado hacia los empleadores privados”, esto fue lo que precisó René Martínez, ex trabajador de ENAP, quien oficio la conferencia de prensa.

Junto con esto se especificó en la cita que “la empresa no ha cumplido con su responsabilidad social, e hizo tabla rasa de los derechos laborales, en especial de aquellos mencionados en el Addendum de los finquitos” sentenciaron los ex trabajadores de la empresa.

En noviembre del año 2010, ENAP, según comentan los afectados, realizó estos despidos masivos aludiendo a necesidades de la empresa y entregando la responsabilidad al trabajador, de un supuesto retiro voluntario. “Esta denominación “voluntaria”, es absolutamente falsa, toda vez que los trabajadores fueron obligados a renunciar” sentenciaron.

En la instancia la presidenta regional de la ANEF, Jessica Bengoa, afirmó que “vamos a respaldar la acción porque creemos indispensable que se haga justicia con todos estos trabajadores, no solamente desde el ámbito público, sino también de la empresa del Estado, como ENAP, que finalmente se le haga justicia frente a estos despidos que fueron injustos, arbitrarios e ilegales y engañosos por lo demás”.