Neuquén (EPatagonicas) 05 de Mayo. – Las exposiciones estuvieron a cargo del ingeniero Rubén Caligari, del ITBA, y del Doctor y Ecólogo Ramiro Sarandón, de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP.

La comisión de Hidrocarburos, Energía y Comunicaciones de la legislatura neuquina recibió a un equipo interdisciplinario de investigadores de cuatro universidades del país, quienes presentaron su trabajo sobre explotación de recursos hidrocarburíferos no convencionales e impacto ambiental incluido en el libro “Recursos hidrocarburíferos no convencionales, shale y el desarrollo energético de la Argentina; caracterización, oportunidades, desafíos”.

En el equipo intervienen el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y las universidades nacionales de Buenos Aires, La Plata, Comahue y Patagonia. Las exposiciones estuvieron a cargo del ingeniero Rubén Caligari, del ITBA, y del Doctor y Ecólogo Ramiro Sarandón, de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP. Los acompañaron la doctora Eleonora Erdmann, directora del departamento de petróleo del ITBA; la secretaria de Extensión de la UNCo, Denisse Álvarez Ania, y el coordinador del grupo de investigación, el ingeniero Luis Riavitz, de la Facultad de Economía y Administración de la UNCo.

Al comienzo de su presentación, Calegari especificó que dentro del amplio espectro de hidrocarburos no convencionales, el shale neuquino es una variedad de alta complejidad geológica que “tiene todos los rangos de madurez de hidrocarburos y permite elegir qué es lo que queremos producir”. Recordó que Vaca Muerta es uno de los yacimientos más importantes del mundo, pero que la eficiencia de su explotación dependerá de las tasas que deba pagar una inversión que tiene tiempos de recupero mínimo de 9 a 10 años y del funcionamiento coordinado de la gestión pública y privada. “En Neuquén tenemos experiencia en fractura hidráulica, jugamos de locales, pero el desafío de la productividad requiere también de una gestión eficiente: el sistema social, económico y productivo debe funcionar como un reloj”, expresó.

Por su parte el ecólogo Ramiro Sarandón expuso sobre los aspectos ambientales y sociales, resaltando que existen afirmaciones falsas acerca de la contaminación y la toxicidad de este tipo de explotaciones. Esto debe contrarrestarse, explicó, con el cumplimiento estricto de las normativas y los estudios de impacto ambiental, respetando índices de calidad ambiental establecidos por las normas ISO 14001 y cuidando los aspectos relacionados con las cuestiones conexas como el incremento del tránsito pesado en las vías de comunicación, el mantenimiento de la infraestructura vial,  la gestión de residuos y la alteración de las relaciones económicas en los sistemas productivos.

Para ello recomendó la elaboración de líneas de base ambiental a escala regional, con identificación y mapeo de áreas sensibles, el fortalecimiento institucional a nivel provincial, el desarrollo e implementación de nuevas herramientas de gestión ambiental y de estrategias de compensación como la consolidación de áreas naturales protegidas y restauración ecológica de zonas intervenidas, entre otros.

Por último, los expositores coincidieron con los diputados presentes en la importancia de que el control esté a cargo de agencias interinstitucionales independientes del poder político y en elevar el nivel y calidad técnica de los controles. “Todos los que estamos trabajando en esto debemos pensar en cómo dar un salto cualitativo y organizativo”, concluyó Luis Sapag, presidente de la comisión.

Estuvieron presentes los diputados Luis Sapag, Javier Bertoldi, Juan Monteiro, Ramón Soto, Carlos Sánchez, Alejandro Vidal, Martín Caparroz, María Laura Du Plessis, Raúl Podestá y Jesús Escobar.