Buenos Aires (EPatagonicas) 18 de Septiembre. – La industria argentina de la producción de petróleo debe prepararse para enfrentar al menos dos años más con precios bajos del crudo a nivel internacional, afirmó hoy el presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio.

“Nuestra industria tiene inercia para subir e inercia para bajar, pero esa inercia tiene un tiempo… y hay que estar preparados para tener precios bajos por los próximos dos años”, dijo el jefe de la compañía controlada por el Estado.

Galuccio participó de la Cumbre Financiera organizada en un hotel porteño por bancos como el BNP Paribas, Credit Suisse, Superville, Banco de Empresas (Bacs) y entidades como la calificadora Moody’s.

“Ojalá supiera”, dijo y sonrió Galuccio al ser consultado sobre cómo podría comportarse el mercado mundial del crudo a partir de 2016 y, tras aclarar que estaba dando su visión personal y no la de YPF, analizó la crisis.

Indicó el CEO de YPF que hay tres factores fundamentales que definen al precio del crudo: la oferta, la demanda y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que en el pasado fue “una gran reguladora de los vaivenes”.

Desde el punto de vista de la oferta, lo que cambió el escenario fue la aparición del shale oil en los Estados Unidos; y desde de la demanda, predominan India y China que si bien siguen creciendo no lo hacen como era esperado.

En ese contexto, en el que la OPEP ha decidido no intervenir desde que se inició esta crisis, la Argentina tiene que esperar el balance el mercado que va a estar dado por la reducción de capital que existe hoy en la industria, analizó.

“Esa reducción es real, porque se cortaron 700 equipos en los Estados Unidos y un montón en otros lugares del mundo, por lo que se está invirtiendo menos y eso va a tener un efecto en la producción”, anticipó.

El desafío de la eficiencia para YPF

El presidente de la petrolera dijo que YPF tiene desafíos en eficiencia, dado que fue muy agresivas en la incorporación de tecnología pero ahora necesita aumentar la eficacia del proceso laboral completo para asegurar la competitividad y reducir costos operativos.

Indicó Galuccio que la industria del petróleo bajó sus costos alrededor de un 20 por ciento en dólares debido a la crisis actual y parte de esa reducción fue a través del “achique”, por lo que el desafío aquí es “no retroceder sino lograr escala” de producción.

Evaluó en ese sentido que lograr esa escala va a ser un “desafío muy difícil” en los próximos años porque el contexto mundial de precios no ayuda, aunque hay que ser “inteligentes”, porque “se puede ajustar pero no se debería abandonar” el desarrollo de los recursos propios.