Neuquén (EP), 3 de diciembre 2021. Con el argumento de encontrar “grandes acuerdos nacionales” el ministro Wado de Pedro se llevó el apoyo genérico del MPN al proyecto que impulsa el secretario de Energía Darío Martínez.

La visita del ministro del Interior de la Nación, Eduardo “Wado” de Pedro en la apertura del Parlamento Patagónico que tiene lugar en Neuquén dejó nuevas señales del gobierno nacional en busca de respaldos para su prometida ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas. Si bien en esta edición el proyecto no forma parte de la agenda a abordar por los diputados de la región, el funcionario nacional no dejó pasar la oportunidad, en su discurso del lunes por la tarde, de ponderar el potencial petrolero y gasífero de la Patagonia y la necesidad de generar para su desarrollo “grandes acuerdos nacionales”.

El encuentro interprovincial de legisladores ya había sido epicentro de este debate a fines de octubre, cuando se reunió en Río Gallegos, Santa Cruz. Allí se obtuvo una declaración apoyando la sanción de la ley de inversiones petroleras, pero sin aval de los representantes del oficialismo neuquino.

“Los países del mundo que se desarrollaron bien y en serio tienen divididos sus países en regiones. La región petrolera en Argentina tiene que ser ésta, la región patagónica. La región del gas, la región energética, debe ser la Patagonia, y aquí debemos generar grandes acuerdos nacionales con leyes, iniciativas y consensos, para que en esta región funcionen los bancos, el sistema financiero vinculado a la energía y las sedes de las compañías”, planteó De Pedro esta semana.

La visita del ministro estuvo acompañada por el Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, y un nuevo mensaje a YPF para que “relocalice la administración central en alguna de las provincias productoras”. “No puede ser que el sector energético tenga todas las sedes en la ciudad de Buenos Aires”, reclamó.

Los mensajes de los enviados de Nación se dan en un contexto de incertidumbre por lo que ocurrirá con el proyecto de ley, aún sin fecha de tratamiento en las comisiones del Congreso. La senadora provincial Lucila Crexell dijo ayer que consideraba que la iniciativa de la cartera energética estaba “cajoneada” y fue contundente al evaluar que “no es bueno” como está planteado. ““Creo que hay que redactarlo devuelta al proyecto, hay que hacer uno más corto, tiene que ser un proyecto que de margen para la redacción de resoluciones de cada autoridad de aplicación porque va a necesitar adaptarse”, analizó.

Dos datos

1964 fue el año en el que el entonces gobernador Felipe Sapag reunió a los patagónicos para reclamar ante Nación.

3 vicegobernadores fueron los visitantes de La Pampa, Mariano Fernández; de Río Negro, Alejandro Palmieri; y de Santa Cruz, Eugenio Quiroga.

Por su parte, el Movimiento Popular Neuquino mantiene su postura intermedia respecto de la propuesta, con un respaldo general pero críticas particulares que capitalizó en buena parte de la campaña legislativa.

La agenda del Parlamento Patagónico, que abrió ayer formalmente en el recinto con las palabras del gobernador Omar Gutiérrez y el vice, Marcos Koopmann, tiene entre los ejes de interés de la provincia una recomendación al gobierno nacional para que “se intensifiquen los esfuerzos” para registrar la marca Patagonia Argentina de uso exclusivo mundial para los productos que salgan de las provincias que la integran. “Con La Pampa adentro”, como aclaró Gutiérrez en su discurso.

Para los representantes de Río Negro, el interés también es que el Parlamento Patagónico manifieste su beneplácito por la producción de combustible “no contaminante” denominado hidrógeno verde “en el marco de las políticas para luchar contra el cambio climático”.

En paralelo a las reuniones de comisión que mantuvieron ayer los diputados y que cerrarán hoy con la votación de los temas en el recinto, los vicegobernadores mantuvieron ayer una reunión en la que volvieron a poner sobre la mesa el precio de los combustibles.

En un documento conjunto que firmaron el vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopmann, el de Santa cruz, Eugenio Quiroga, el de La Pampa, Mariano Fernández y el de Río Negro, Alejandro Palmieri, plantearon que “el consumo promedio de litros de los habitantes de la región es mayor en comparación con el de los residentes de las provincias centrales, en función de las grandes distancias geográficas que caracterizan a la región” para justificar el pedido de una tarifa diferencial para estas jurisdicciones.

“Bajo tal escenario, el aumento del precio de la nafta genera un impacto directo en el costo de vida local, ocasionando además, incrementos en los costos logísticos de producción de industrias de la zona, como el turismo, la pesca y la actividad frutícola”, añadieron. El texto difundido ayer concluye que la tarifa diferencial constituye un “reconocimiento” a las provincias generadoras de petróleo y un “justo beneficio” con bajo impacto en los recursos nacionales, considerando la baja densidad poblacional de las seis provincias patagónicas.

Fuente https://www.rionegro.com.ar/

Foto —