Neuquén (EPatagonicas) 25 de Septiembre. – Las empresas Gas y Petróleo del Neuquén SA (GyP) se asoció con Oilstone SA para explotar siete áreas maduras que recibió en diciembre en la operación de intercambio con YPF por el 10 por ciento de las áreas Amarga Chica y Bajada de Añelo.

Las firmas petroleras conformaron una Unión Transitoria de Empresas (UTE) para operar las áreas de Loma Negra, Puesto Cortadera, Collón Curá I, Neuquén del Medio, Bajo Baguales, Cutral-Co Sur y Portezuelo Minas.

Esas áreas fueron concesionadas a GyP mediante el decreto 1826/15 en diciembre de 2014: actualmente el conjunto de zonas de trabajo produce 435.000 metros cúbicos por día de gas y 30 metros cúbicos de crudo.

Para mantener y aún incrementar este nivel de producción, GyP determinó que se requieren inversiones de capital del orden de 15 millones de dólares para realizar 4 perforaciones y 17 reparaciones, que la compañía no está en condiciones económicas de afrontar, según se consignó en la agencia Noticias Argentinas.

En el acuerdo se estableció que las inversiones serán desembolsadas por Oilstone, que como contrapartida y de manera progresiva irá recibiendo un porcentaje de participación en las áreas hasta llegar a un máximo de 40 por ciento.

El presidente de GyP, Alberto Saggese, comentó que “esta modalidad de operación le permite a la compañía seguir creciendo en producción sin tomar riesgos de inversión a su cargo ni comprometer las ganancias que pertenecen al único accionista, que es el Estado Neuquino, y se traducirán en dividendo para acompañar el desarrollo provincial”.

La elección de Oilstone, una empresa de capital 100% nacional especializada en la operación de campos maduros, fue decidida por GyP después de analizar diversas alternativas de empresas de similar tamaño capacitadas para realizar los trabajos e inversiones requeridas, se informó.

Entre las ventajas comparativas ofrecidas por Oilstone se incluye su condición de Operadora del área vecina, Cerro Bandera, de YPF, donde desde mayo de 2011 desarrolla trabajos similares, lo cual concurrirá a reducir los costos de explotación en las siete áreas involucradas en el acuerdo.

Cuando Oilstone asumió la operación, Cerro Bandera producía 120 metros cúbicos por día de crudo y 104 Metros cúbicos por día de gas, pero la gestión de esta compañía posibilitó incrementar esos volúmenes a 250 m3/d de crudo y 150 Mm3/d de gas, tras una inversión de 30 millones de dólares.