Neuquén (EPatagonicas) 12 de Abril. – Guillermo Pereyra le puso porcentaje a la negociación salarial que hay, en paritarias, en el sector petrolero: 40 por ciento, algo que –según dijo este lunes 11- las empresas “tienen la obligación de sentarse a discutir”, más allá de la casi certeza de que está lejos de la complacencia de las petroleras.

“Más allá de que YPF y otras empresas han manifestado que no tienen dinero para negociar salario, en presencia de funcionarios del Ministerio de Trabajo hemos dicho que tienen la obligación de sentarse a discutir”, reafirmó el senador y secretario general del gremio, después de reunirse con el flamante director por Neuquén en la petrolera estatal, Norberto Bruno (ver aparte).

El dirigente adelantó que pedirán una suma cercana al 40% de recomposición salarial, para solamente recuperar el nivel del salario de los trabajadores.

“Con las sumas fijas anteriores hemos tenido una pérdida del salario real del 8% y, si somos moderados, la proyección inflacionaria para este año va a ser de un 32%”, explicó al respecto.

También criticó que algunas empresas han bajado la actividad, y mencionó especialmente el yacimiento El Trapial, por lo que pidió “a quienes ejercen el poder de control” (es decir, el Estado neuquino) que determinen los motivos de esta baja de la producción.

“No hay ningún equipo trabajando y han parado la producción de varios pozos”, denunció y dijo que “han despedido en forma indirecta a más de 200 compañeros, pagándoles indemnizaciones donde nosotros no podemos hacer nada; pero ahora estas empresas quieren entrar en procedimiento de crisis y no lo vamos a permitir porque ya han producido despidos indirectos”.

“En todos estos problemas es donde debemos ir buscando soluciones, para que los compañeros puedan volver al trabajo, que es lo que están pidiendo”, dijo.