Buenos Aires (EPatagonicas) 22 de Agosto. – Mientras el denominado universo petrolero del país y del mundo trabaja día tras día en el desarrollo de la actividad de los hidrocarburos no convencionales y las energías alternativas, la ciencia reimpulsó las investigaciones en torno del uso del dióxido de carbono como mecanismo de recuperación asistida para la generación de nuevos recursos y aumentar la producción de crudo.

“Estamos investigando muy fuerte, y con buenas expectativas para la recuperación asistida, la utilización de dióxido de carbono”, reveló Eleonora Erdmann, directora de la carrera de ingeniería en petróleo del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), quién reafirmó el vínculo de la institución educativa con el sector productivo.

En diálogo con Télam, Erdmann explicó que “hay trabajos avanzados en asociación con distintas empresas del sector petrolero, sobre todo en diferentes yacimientos en la provincia de Neuquén” que prefirió no identificarlas para preservar la confidencialidad de las investigaciones.

Erdmann valoró el uso de CO2 ya que “es el segundo método de recuperación terciaria más utilizado en el mundo y se espera un rápido crecimiento de su aplicación impulsado -sobre todo- por su potencial de reducción de emisiones”.

Usualmente, los proyectos de recuperación asistida de petróleo por medio de CO2 se ponen en marcha en yacimientos maduros.

Este elemento se utiliza como solvente de petróleo y, luego de algún proceso, logra reducir su viscosidad para producir el crudo residual en el reservorio.

En términos técnicos, estos proyectos permiten revivir la producción de los yacimientos por décadas mientras capturan geológicamente varias miles de toneladas de dióxido de carbono, logrando así producir petróleo CO2-neutro en caso de provenir de fuentes antropogénicas.

En los últimos años, el ITBA se asoció con diferentes empresas del sector productivo y del área de servicios para avanzar en trabajos de investigación y transferencia de conocimientos, con impacto directo para el crecimiento y desarrollo en el país.

En ese marco se inscriben acuerdos con Acindar, Panamerican Energy, Endesa, Siderar y Toyota, entre otras, con quienes se avanzó en investigación y soluciones tecnológicas para la industria y el análisis de distintos proyectos de inversión.

Marcelo Crotti, vicepresidente de Inlab, una empresa internacional con sede en Argentina que estudia la ingeniería de los reservorios, sostuvo que “la Inyección de CO2 ofrece opciones complementarias a las otras metodologías de recuperación, por lo cual resulta una tecnología con mucho futuro”

“En Argentina se hicieron algunos estudios por los años 80 y 90, pero recién ahora están tomando nuevamente relevancia”, declaró a Télam. (…)

Fuente: Telam