Neuquén (EP) 20 de Jul. – La firma encargada de canalizar el 70% del crudo de la cuenca planifica con productoras un nuevo tendido para los no convencionales. La empresa opera entre Rincón y Bahía Blanca.

Oleoductos del Valle (Oldelval) está planificando el futuro del transporte de hidrocarburos en la cuenca neuquina y para eso planea la construcción de un nuevo ducto para el año 2020.

Con esta obra de infraestructura la empresa prevé poder sacar producción de la parte noroeste de Vaca Muerta, en áreas como Bajo del Choique, Águila Mora y Rincón de las Cenizas.

Ese nuevo tendido por ahora tendría 65 km y empalmaría con el caño central que administra la empresa. “Es algo que estamos comenzando a hablar, pero en principio tendría un diámetro de 15 pulgadas”, explicó Jorge Vugdelija, el gerente general de la firma, al hablar de una de las iniciativas principales que podría transportar unos 15.000 metros cúbicos de crudo en el futuro.

Consultado sobre los fondos para construir este nuevo ducto, Vugdelija sostuvo al diario LM Neuquén que se hará con “financiamiento que Oldelval va a conseguir”. De acuerdo con las proyecciones de corto y mediano plazo que maneja la empresa, “problemas no vamos a tener, porque estamos planeando a cinco años”, pese a que “vamos a tener un 40% de incremento de la producción” según las estimaciones que surgen de los contactos con las operadoras.

Además, de este ducto, la empresa tiene otro proyecto que finalmente quedará a su cargo y es desarrollado por YPF y Tecpetrol para transportar los hidrocarburos de Loma Campana y Fortín de Piedra.

Cabe recordar que el ducto central que administra Oldelval atraviesa cuatro provincias: Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. Su rol es central para el transporte de hidrocarburos y la llegada que garantiza la posibilidad de procesarlos en refinerías.

Gentileza Vaca Muerta News