Neuquén (EP), 28 de Oct 2022. La producción del sector creció 13% interanual. Pese al lado positivo, su rápida expansión genera preocupación ya que la falta de infraestructura puede afectar el desarrollo de las cuencas.

La producción de petróleo y gas en la Argentina crece a pasos agigantados. Durante el mes de septiembre, alcanzó los 610.131 barriles diarios, lo que implicó un incremento de casi 13% interanual. Sin embargo, no todas son buenas noticias. Desde el sector advierten que la falta de infraestructura puede afectar el desarrollo de las cuencas.

La secretaria de Energía, Flavia Royon, destacó días atrás en el 1er Foro de Transición Energética Sostenible (TES) realizado en la provincia de Chubut que la productividad de Vaca Muerta “está a la altura de los principales jugadores del mundo y tiene de los mejores pozos”. La palabra de la funcionara se sustenta con las cifras de los últimos meses y con las previsiones para lo que resta del año.

Durante el Vaca Muerta Shale Day que organiza IAPG Houston, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, también destacó el presente de la formación de hidrocarburos y adelantó que “la producción de petróleo en Vaca Muerta crecerá un 40% este año y la de gas un 26%”.

En el mes de septiembre, el crecimiento de la producción de petróleo alcanzó el 13% interanual. Las empresas que más aumentaron su producción de petróleo en esta cuenca en el último mes fueron YPF (más de 6010 barriles diarios), Vista (5141), Shell (2293) y Pan American Energy (953 barriles diarios).

Mientras tanto, la producción en la provincia del Neuquén sigue batiendo récords gracias a formación hidrocarburífera: alcanzó en septiembre los 291.672 barriles por día, el mayor volumen registrado en los últimos 23 años, de acuerdo a lo informado por el ministerio de Energía y Recursos Naturales de la provincia patagónica.

Esto representa un aumento interanual del 36,42%, un incremento mensual del 4,9% con respecto a agosto y un crecimiento acumulado del 40,2% anual en los primeros nueve meses del año.

“Por ahora la producción de Vaca Muerta compensa el declino del resto de las cuencas. El tema es que la restricción de transporte le establece un techo donde, si siguen declinando las demás (y todo indica que sí), no habrá forma de revertirlo. Esto pasa particularmente en gas, aunque en petróleo también hay ese tipo de cuellos de botella”, explicó al diario La Nación el economista Julián Rojo, del Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi”.

El crecimiento de Vaca Muerta logró compensar la declinación de la cuenca del Golfo de San Jorge (entre Chubut y Santa Cruz), donde la producción alcanzó los 201.981 barriles diarios. Allí la caída fue del 2,3%.

Gasoducto Néstor Kirchner

El problema de la infraestructura no es un tema menor para el Gobierno. Días atrás la empresa Energía Argentina comenzó con el traslado de los primeros caños, elaborados por la planta Tenaris- Siat, destinados a los diferentes frentes de obra donde se construye el gasoducto Presidente Néstor Kirchner (PNK).

La finalización del gasoducto es fundamental para el sector ya que permitirá incrementar la capacidad de producción y al mismo tiempo reducir la dependencia de la importación, en tiempos en que el cuidado de las reservas es sustancial.

El ministro de Economía, Sergio Massa, habló de la importancia del Gasoducto NK durante una entrevista con Radio 10, donde señaló que una vez terminado “va a permitir pensar en el autoabastecimiento para terminar con las importaciones energéticas y empezar con las exportaciones”.

Asimismo, volvió a afirmar que la fecha de finalización del mismo será previa al próximo invierno. “El 20 de junio me prometió [el presidente de Energía Argentina] Agustín Gerez que lo va a tener terminado. Eso nos baja de 33 a 8 la importación de barcos de energía, US$2700 millones de ahorro representa el gasoducto terminado”, indicó.

El gasoducto es una obra que permitirá incrementar la producción de Vaca Muerta -segunda reserva de gas no convencional del mundo-, ampliar la capacidad de transporte de gas y hacerlo llegar a los centros de consumo.

El primer tramo del gasoducto tendrá una extensión de 573 kilómetros, y unirá la localidad neuquina de Tratayén hasta Salliqueló en la provincia de Buenos Aires, atravesando Río Negro y La Pampa.

Fuente: Ambito Financiero

Fotografía  Galileo Technologies