Neuquén (EP) 12 de Feb. – La petrolera estadounidense incluyó a Argentina dentro de su plan de inversión. La firma desembarcó en la formación el año pasado luego de asociarse con Witnershall Dea.

La gigante norteamericana ConocoPhillips incluyó a Vaca Muerta dentro de su plan de exploración para el 2020 y según confirmó el vicepresidente ejecutivo y COO de la firma, Matt Fox, además de la formación, realizarán estudios en el sur del país.

En julio del año pasado, la firma desembarcó en Vaca Muerta luego de asociarse con la alemana Wintershall DEA en dos áreas. El anuncio se realizó antes de que se frene la actividad en la formación y no hubo más actualizaciones hasta la semana pasada.

En la presentación de resultados del último trimestre del 2019, que realizó la petrolera el martes pasado, confirmaron sus planes de exploración para el año no solo para Estados Unidos, sino también para su portfolio internacional.

Aproximadamente la mitad del capital que la petrolera destinará para estudiar áreas irá a Alaska y la otra parte estará dividida en Noruega, Malasia y Argentina.

“En argentina tendremos actividad de exploración tanto en el sur del país como en la formación Vaca Muerta”, expresó Fox, en la presentación que realizaron ante los inversores.

Para este plan de exploración, la petrolera asignó la suma de 300 millones de dólares, sin embargo, es un presupuesto que puede ser alterado o ajustado en caso de no obtener los resultados que buscan.

En números

US$ 300 millones es lo que planea invertir la petrolera norteamericana para exploración en el 2020.

El anuncio es una buena señal para Vaca Muerta que después de las elecciones PASO en agosto, se sumergió en un período de baja actividad y, a más de 5 meses, aún no logró recuperar el nivel, ni tampoco el equilibrio.

A través de Wintershall DEA, ConocoPhillips adquirió el 50% de Bandurria Norte y el 45% de Aguada federal, dado que el 10% restante pertenece a la estatal neuquina, Gas y Petróleo (GyP). Ambas áraes están dentro de la ventana de shale oil de la formación y son linderas a Bandurria Sur y La Amarga Chica, dos bloques que pertenecen al principal clúster de áreas de YPF.

La petrolera alemana, que a pesar de la venta continuó como operadora de las áreas, fue una de las que se mostró más dura con la anterior administración nacional. Los directivos de la firma aseguraron en varias oportunidades que hasta no tener la previsibilidad y las garantías necesarias no acelerarían sus desarrollos en la Cuenca Neuquina.

Sin embargo, lejos de bajar su interés en al país, a través de la Ronda 1 para la licitación de áreas exploratorias offshore, Wintershall amplió su presencia con dos adjudicaciones.

Fuente: Diario Río Negro.