Neuquén (EPatagonicas) 30 de Marzo. – En un escenario signado por la crisis del petróleo, caída de los precios, suspensiones y pérdidas de puestos de empleo, Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, solicitó ante el Ministerio de Trabajo que se convoque a las cámaras empresarias para discutir sobre la reapertura de paritarias.

Ya desde las petroleras se adelantaron a descartar esta posibilidad: “Creemos que no es momento para discutir salarios, en todo caso, de discutirlos sería para bajarlos porque estamos sin actividad”, confirmaron fuentes del sector a El Inversor Online, no sin antes agregar que consideran que esta decisión forma parte de una estrategia del líder sindical para “posicionarse de cara al futuro”.

Pereyra sufre una interna fuerte en su sindicato: dos líneas claramente identificables, por un lado la de Ricardo Astrada, actual secretario Adjunto y quien fuera el potencial sustituto ante la fallida salida de Pereyra a fines de 2015; y por el otro la de Marcelo Rucci, el intendente de Rincón de los Sauces, quien también pujó por aquel reemplazo. Ante esta fragmentación interna y el horizonte conflictivo que asoma en el sector, Pereyra intentaría hacerse fuerte frente a sus bases con este pedido.

En este mismo sentido se pueden interpretar sus fuertes declaraciones hacia la principal petrolera del país: “El kirchnerismo aprovechó YPF para hacer política”. Esta estrategia de confrontación, sumada a su reciente ratificación como presidente de la Comisión de Energía del Senado de la Nación, lo posicionan de cara a lo que viene y lo que representa su gran anhelo: ocupar un lugar en el secretariado que va a conducir la CGT unificada.