Chubut (EP) 21 de mayo. – Según los datos oficiales las regalías petroleras percibidas por el municipio en el primer cuatrimestre de este año fueron de 288.832.962 pesos

Las regalías petroleras percibidas por el municipio de Comodoro Rivadavia alcanzaron en el primer cuatrimestre de este año un total de 288.832.962 pesos, lo que significa un incremento del 77% en relación al mismo período del año 2018.

La mejora de ingresos se explica en buena parte en la diferencia del tipo de cambio, ya que la producción subió sólo un 3% y los precios internacionales mantienen niveles similares al año pasado.

Según los datos oficiales, en enero ingresaron a las arcas municipales un total de 63.178.826 pesos; en febrero, 68.229.294; en marzo, 72.203.565; y en abril se llegó a un pico de 85.221.277, en todos los casos medidos en millones de pesos.

El total representa 288.832.962 pesos, frente a un acumulado de 162.947.759 pesos. La diferencia, que supera los 125 millones, representa un incremento del 77%. Si se compara contra el año 2017, el incremento obviamente es más marcado: el incremento, en 105 millones de pesos, representa casi un 180%, ya que en esos primeros meses de hace 2 años se produjo el temporal de marzo y abril, que afectó fuertemente la producción petrolera en varios yacimientos de la provincia.

Más pesos, pero devaluados

Las causas de la suba en las regalías ingresadas al municipio, que reflejan a su vez la mejora que tuvo la provincia, se explican fuertemente por efectos de la devaluación, además de una mejora en la producción y una suba en los precios del mercado internacional.

Si se cotejan los registros de la Secretaría de Energía de la Nación, entre enero y abril de este año Chubut registró un 3% de aumento en la extracción de petróleo, en comparación a igual lapso del año pasado.

Tampoco los precios del mercado internacional explican el fuerte salto en los ingresos, ya que la cotización internacional del crudo Brent osciló entre enero y abril del año pasado en torno a valores similares a los que mostró este año (entre 60 y  70 dólares), que incluso arrancó enero con una tendencia a la baja, que había comenzado en octubre del año pasado.

La conclusión más obvia es que la fuerte devaluación, sufrida especialmente a partir de abril del año pasado, cuando el dólar saltó desde 18 hasta los 40 pesos, ha sido el factor principal de esa mejora en las regalías petroleras municipales.

Sin embargo, la evolución positiva de los números podría no resultar sustentable en el tiempo. El mismo hecho de una elevación nominal de ingresos por efecto de una devaluación tan grande implica que esos mismos recursos, aunque hayan aumentando, tienen menos poder adquisitivo, particularmente si se considera que las regalías deben destinarse, por ley, a obra pública.

Riesgos por vientos externos

Las circunstancias del mercado internacional determinan hoy una tensión en la que ‘el amperímetro’ puede dispararse en dos direcciones opuestas: hacia arriba, si se impone la postura de la OPEP para sostener precios altos(potenciado además por las sanciones de Estados Unidos hacia Irán), que podrían llegar hasta los 80 dólares por barril en los próximos meses; o hacia abajo, si es que se imponen los efectos negativos de la disputa entre China y Trump arrastran toda la economía –con los precios del crudo- hacia abajo.

Además de los factores externos, de los que depende la economía del golfo San Jorge pero sin poder de incidencia alguna, también se cuentan las decisiones del gobierno nacional.

La política de retenciones está recortando los ingresos por regalías de Chubut y Santa Cruz, pero en el horizonte aparece un riesgo más grave que el actual: recientemente, el FMI le planteó al titular de la AFIP que las retenciones a la exportación (se aplican sobre productos primarios en general) cayeron en el primer cuatrimestre de este año, con unos 15.000 millones de pesos por debajo de lo estimado.

Si bien la mayor parte de los análisis pasan por la caída en el precio de la soja y el contexto internacional difícil, algunos observadores locales vienen advirtiendo que la necesidad de cumplir metas del gobierno nacional ante el FMI podría provocar un cambio en el régimen de retenciones, con el objetivo de recaudar más. Esto implicaría un recorte aun mayor que lo que ya se proyecta con el régimen actual, que significa una merma del 10% de los ingresos por regalías que corresponden a la provincia.

Gentileza ADN Sur.