Mendoza (EP) 19 Mar. – El municipio mendocino comandado por Roberto Righi promulgó una ordenanza que declara al departamento “libre de la técnica denominada fractura hidráulica”, en un territorio sin petróleo. Igualmente, temen que esto le abra la puerta a un camino restrictivo que podría replicarse en otros municipios con respecto a ésta y otras prácticas

El departamento de Lavalle no se caracteriza por su actividad petrolera. Simplemente no la tiene. Sin embargo, el municipio que conduce el peronista Roberto Righi ha logrado preocupar al sector con una ordenanza que prohíbe la realización de fractura hidráulica en el territorio departamental. Si bien la decisión no mueve la aguja, el temor es que otros municipios sanciones normativas similares. Tanto es así que Fiscalía de Estado pidió a la Corte que se declare la inconstitucionalidad de la ordenanza a lo que el municipio retrucó sacando una nueva.

Desde el Gobierno equipararon la decisión de Lavalle con “prohibir la caza de ballenas en las Lagunas del Rosario” y aseguraron que se trata de “una medida de carácter puramente demagógico”. Sin embargo, siguen de cerca la evolución de la causa judicial por temor a que la Corte le dé luz verde a otros municipios a sacar ordenanzas similares.

El 14 de marzo, el intendente Righi firmó la promulgación  de la ordenanza 1071. Se trata de una versión mejorada de la ordenanza 1065 y con el mismo objetivo: prohibir el fracking en el departamento. A raíz de la acción de inconstitucionalidad interpuesta por Fiscalía de Estado, la respuesta de Lavalle fue sacar una nueva ordenanza que entienden está blindada jurídicamente.

https://www.mdzol.com