Buenos Aires (EP) 21 de Mar. – En un contexto de precios del crudo bajos en el mundo y una actividad local diezmada por esa competencia, el Gobierno acaba de crear un registro de importaciones que tiene como objetivo limitar y ordenar el ingreso de producto importado para proteger la actividad local.

Hoy se publicó en el Boletín Oficial un decreto firmado por el presidente Mauricio Macri que crea el Registro de operaciones de importación de petróleo crudo y sus derivados, en el ámbito del Ministerio de Energía, que maneja Juan José Aranguren.

El objetivo es “registrar las operaciones de importación de petróleo crudo y sus derivados sujetas a autorización, de acuerdo a lo dispuesto en el presente decreto y a los procedimientos que dicte el Ministerio”.

Los productos sujetos a registro y autorización en el marco del decreto serán: aceites crudos de petróleo, aceites crudos de mineral bituminoso, combustible para aviones, naftas y gasoil.

El Ministerio establecerá la metodología para la determinación de los volúmenes autorizados, de conformidad con los siguientes criterios:

  1. Insuficiente oferta de petróleo crudo de origen nacional de similares características a las de aquellos que solicita importar la empresa interesada,
  2. Insuficiente capacidad de procesamiento adicional de las refinerías locales con crudos de origen nacional.
  3. Insuficiente oferta de derivados.

Los considerandos de la norma explican su razón de ser. Sostienen que “la disponibilidad a nivel internacional de petróleo crudo y sus derivados a precios inferiores a los vigentes en el mercado local produce un incentivo a su importación, lo que puede afectar en determinados casos la producción local”.

También agregan que las medidas “tendrán como objeto optimizar la utilización del parque refinador local y sostener la producción de petróleo crudo de origen nacional”.

Fuente Redacción EconoJournal