Neuquén (EP) 14 de Agosto. – La luz verde que dio la Legislatura neuquina para que los camiones de hasta 60 toneladas puedan llegar a la zona caliente del no convencional de Vaca Muerta sin permisos especiales, tuvo una gran recepción entre las operadoras.

La gran mayoría ya empezó a sacar cuentas y entre las compañías consultadas por este medio estimaron que el uso de bitrenes o de camiones escalables puede reducir los costos logísticos entre un 10 hasta 25 por ciento. El ahorro depende de varios factores, principalmente si se trata de flota propia, distancias recorridas y frecuencia de uso.

El año pasado a través del Decreto 32/18 y de la Ley 27.445, de Simplificación y Desburocratización para el Desarrollo de la Infraestructura, el gobierno nacional modificó la regulación de transporte y permitió que los camiones lleven más carga sin tramitar autorizaciones especiales.

Casi un año después de publicada la ley nacional la Legislatura de Neuquén aprobó la Ley 3.203 y se adhirió a tres artículos de la nacional. Luego Vialidad Provincial trazó una vía única para la circulación que conduce al corazón de Vaca Muerta.

Una de las compañías con fuerte presencia en la Cuenca Neuquina dijo que su consumo anual de arena para fractura equivale aproximadamente a 7.200 viajes de camiones convencionales. Con el uso de escalables el número se reduce a 5.900 y el aumento de carga se acerca al 22%. Con los camiones bitrenes de 60 toneladas los viajes serían 5.000, lo que significa una reducción de casi el 31%.

60 toneladas es la carga máxima que pueden transportar sin pedir permisos especiales.

En noviembre del año pasado, cinco meses después de que se publicó la ley nacional, YPF comenzó a utilizar unidades bitrenes para transportar combustibles.

Según informó la compañía los bitrenes reducen casi un 25% el consumo de combustible por metro cúbico transportado, y al mismo tiempo, generan casi un 45% menos de emisiones al medio ambiente también relacionado por la misma cantidad de volumen.

Además de significar un importante ahorro para las empresas, estos vehículos con mayor capacidad de carga también bajan el caudal de vehículos en las rutas y son aún más seguros que los convencionales.

En primer lugar, para la compañía que tiene un consumo anual de arena equivalente a 7.200 viajes de unidades convencionales, de los casi 20 camiones por día que transitan las rutas nacionales y provinciales, los bitrenes de 60 toneladas permitirían que en su lugar que sean 14 los camiones diarios.

En paralelo, se trata de vehículos que vienen con la velocidad limitada a 80 kilómetros por hora (KM/h) desde fábrica y cuentan con una mayor capacidad de frenado porque funcionan con los sistemas de antibloqueo (ABS) y electrónico (EBS) que les permiten reducir la velocidad a cero en menor recorrido independientemente del relieve.

En su gran mayoría las operadoras no cuentan con flota propia de camiones bitrenes, por lo que es un servicio más que contratan para el traslado de insumos.

En este escenario es que ante la creciente demanda de este tipo de vehículos las empresas que prestan el servicio de transporte comenzaron a migrar a camiones escalables y bitrenes para las provincias que están adheridas a la ley nacional.

Fuente: Diario Río Negro