Neuquén (EP), 14 de Abril 2021. La extensión de los cortes de rutas y caminos obligó al cierre de algunos pozos alejados. La mayoría de las torres de perforación y sets de fractura debieron salir de servicio. Varias empresas advierten que solo tienen insumos para operar hasta esta noche.

El sexto día consecutivo de bloqueos de rutas y caminos en el corazón de la zona petrolera de Vaca Muerta marcó el peor escenario esperado: más de la mitad de la actividad está paralizada por la imposibilidad de operar y en las últimas horas se sumó la afectación en la producción en yacimientos y pozos periféricos.

Los piquetes que comenzaron el miércoles pasado de parte del personal de sistema público de Salud que reclama una mejora salarial están generando una de las peores crisis que ha vivido Vaca Muerta.

En un relevamiento realizado por este medio entre las principales petroleras de la cuenca se detectó que ya son 19 los equipos de perforación que debieron parar sus trabajos ante la imposibilidad de realizar las rotaciones de personal y de garantizar la llegada de insumos básicos.

Esto implica que prácticamente el 80% de los rigs que trabajan en sumar nuevos pozos en Vaca Muerta se encuentran en estos momentos parados.

Pero además, también se debieron suspender los trabajos tres de los cinco sets de fractura que trabajan en la cuenca. Y uno más podría salir de servicio mañana si no logra recibir la arena de fractura para trabajar, ya que se le estaba agotando.

Pero eso no es todo, según contaron desde las empresas consultadas por Energía On, ya son varios los pozos productores que debieron ser cerrados ya sea porque no cuentan con telemetría y no se puede garantizar su supervisión ante los cortes en los caminos, o bien porque se trata de locaciones lejanas en las que la producción es transportada en camiones que desde hace días no pueden llegar.

Esta afectación en la producción se da mayoritariamente en el segmento del petróleo y podría sumar varios miles de barriles por día, pero desde las operadoras se explicó que también se dará una afectación a futuro a raíz de la cantidad de tareas que no están pudiendo realizarse de acuerdo a los cronogramas y que con el tiempo, implicarán una demora en la puesta en producción de nuevos pozos.

Desde una empresa explicaron que hace cinco días deberían haber comenzado el traslado de un equipo de perforación, por lo cual esos pozos comenzarán a perforarse con, al menos, cinco días de demora.

Este punto es especialmente delicado en lo que hace al gas, ya que mientras el país corre contrarreloj para tratar de incrementar la producción para este invierno -por medio del Plan Gas Ar- los bloqueos están generando una demora en la perforación, fractura y conexión de nuevos pozos que perjudicará en este invierno a todo el país al contarse con una menor producción en el inicio del invierno.

Fuente https://www.rionegro.com.ar/