Punta Arenas Chile (EP) 19 de Julio. – Un compromiso por la equidad de género causó la molestia del Sindicato de Profesionales. La empresa respondió que existen dos mesas de conversaciones operando y diálogo sigue abierto.

La semana pasada, el gerente de ENAP Magallanes, Ramiro Parra, firmó un documento por el cual la estatal se compromete a certificarse en la norma chilena 3.262 sobre Equidad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal. Se trata de un reto de gran magnitud para la empresa, que deberá hacer un acabado diagnóstico acerca de un tema especialmente sensible para sus trabajadores, como lo reconoció el propio gerente Ramiro Parra. “La tarea que tenemos por delante no es fácil.

Constituye un desafío para toda la organización, pero tenemos la convicción de llevar este plan adelante en forma exitosa. Habrá que cambiar la forma de hacer las cosas, algunas de ellas muy sutiles y profundamente arraigadas, pero hay que enfrentar el desafío con valentía, comprendiendo que lo que se gana es un bien mayor”, expresó.

Mauricio Araneda, jefe de proyectos de la Gerencia de Relaciones Laborales de ENAP fue más allá en los desafíos a asumir: “Estamos seguros de que construyendo este clima laboral, hombres y mujeres podrán aportar lo mejor de sí en un ambiente sano, respetuoso, que valora la diversidad de miradas como una manera más efectiva de enfrentar los escenarios complejos que hoy se viven”.

El encuentro desarrollado en Magallanes incluyó una presentación de la ex ministra del Servicio Nacional de la Mujer y actual directora de Codelco, Laura Albornoz, quien dio a conocer la experiencia de la minería en esta materia. “La equidad de género, la no discriminación, se vive en distintos planos; en el ámbito doméstico, en las empresas, en el ámbito político.

Las empresas no pueden estar ajenas a esta realidad y deben contribuir revisando sus prácticas, cambiando sus procedimientos, sancionando los abusos, para que más mujeres puedan trabajar y desarrollarse. Las empresas del Estado, como ENAP, tienen el deber ético de ser un ejemplo de que se puede avanzar en igualdad y conciliación, construyendo una sociedad más equitativa y justa”, afirmó Albornoz.

Reacciones

Sin embargo, para el Sindicato de Profesionales de la estatal, el acto no constituyó una buena noticia, como lo expresó claramente su presidenta, Karin Escárate. “En el acto antes referido se sorprendió al Sindicato de Profesionales con un texto de compromisos, no consensuado ni informado, lo que es una evidencia del deterioro de las relaciones laborales al interior de la empresa.  Esperamos que los compromisos asumidos hoy por ENAP en esta materia, sí sean cumplidos.

Este sindicato se cansó y por ello, hemos enviado al directorio de la empresa una serie de antecedentes que dan cuenta de las diferencias odiosas, arbitrarias y discriminatorias que existen actualmente al interior del estamento profesional de ENAP Magallanes respecto del resto de los profesionales del holding”.

Agregó que algunas de estas irregularidades fueron informadas a la gerencia de ética en mayo de 2016 y aún, de manera inexcusable, esta organización sindical no ha recibido respuesta.

Finalmente expresó que “la administración de la empresa ha fallado y además desestimando la gran oportunidad de llegar a importantes acuerdos”.

Respuesta

Consultado por la molestia manifestada por los dirigentes, el gerente de ENAP Magallanes, Ramiro Parra, manifestó que los temas de equidad de género están siendo abordados por la empresa a través de dos mesas de negociación, las cuales se han constituido para trabajar, una con los trabajadores y otra con los profesionales, de modo de obtener avances sustantivos con ambos estamentos.

Parra expresó que en lo que se refiere a la empresa, las conversaciones no se han roto, pues de hecho continuaron durante el fin de semana, motivo por el cual la administración no ha cerrado esta instancia, ni ha pasado a la siguiente etapa, que es la negociación reglada, expresó Parra.

Fuente El Pingüino