Neuquén (EP) 23 de Junio. – YPF no ha conseguido todavía instalar equipos que necesita para avanzar en trabajos en la zona de Bajada de Añelo, por la insistente y –aseguran- violenta acción de “integrantes de la familia Campo Maripe”, como designa la empresa a la comunidad mapuche recientemente reconocida como tal.

“YPF informa que ayer integrantes de la familia Campo Maripe se presentaron, junto a otras 40 personas, en una locación de la compañía donde paralizaron las actividades y sacaron, en forma violenta y bajo amenazas, a todos los trabajadores”, comunicó oficialmente la empresa.

Voceros de la compañía, consultados por este diario, confirmaron que la situación vivida el miércoles se mantenía en los mismos términos este jueves, y negaron que hubiera una “militarización” de esa zona, como se denunció de parte de las comunidades mapuches en la capital neuquina.

“Este bloqueo genera una situación de riesgo para todas las personas que se encuentran en el lugar por la presencia de materiales que deben ser manipulados por personal idóneo. La compañía hace responsables a los líderes de la comunidad por las consecuencias que se pudieran generar para la seguridad de las personas y el medio ambiente”, comunicó YPF.

Se destacó además en la comunicación que “la compañía realizó todas las denuncias correspondientes por este bloqueo que impide la actividad de YPF en el área”, y que se mantiene atenta “a la evolución de la situación para poder retomar sus operaciones, en un área sobre la cual tiene todos los permisos y autorizaciones para operar otorgados por las autoridades competentes”.

“Cabe reiterar que la zona en donde se quiere desarrollar este proyecto son tierras fiscales y cuenta con autorización del titular para tal fin, y que el gobierno de la provincia ha dictado oportunamente resolución denegando los reclamos que, a partir del año 2013, hizo la familia Campo sobre hectáreas en esa zona”, sostuvo la empresa petrolera

Fuente  Diariamente Neuquen