Río Negro (EP) 17 Dic. –  Más de 100 puestos de trabajo corren riesgo en Allen por la salida de la empresa de hidrocarburos Mirasol. YPF le comunicó que no volvieron a adjudicarle contratos después del proceso de licitación. Esto provocó que los trabajadores -fundamentalmente camioneros- reciban telegramas de despido. En consecuencia, el líder sindical, Rubén Belich, anunció un duro plan de lucha.

Guillermo Rotondo, titular la empresa,  contó: “teníamos contratos con Apache, ISUR e YPF que tenían vigencia hasta enero de 2019”. La empresa se presentó a 5 licitaciones. “Estoy seguro que las gané” aseguró en diálogo con AM La Carretera. “Qué pasó?, la dedocracia pasó. Cuando no te quieren no te quieren”, subrayó. Y sentenció: “Se vendrá el tiempo de los rubios de ojos celestes”.

Mirasol lleva varios años trabajando en la zona y su cierre provoca no solo despidos, sino también una retracción económica en la región. Por eso, hay una gran preocupación en el municipio de Allen.

“Me enviaron un telegrama diciendo: no ha sido adjudicatario”, explicó Rotondo, quien resignado dijo: “son decisiones que se toman a mil kilómetros de Allen”.

Sin embargo, el empresario defendió su labor: “Nunca, ninguna de las empresas con las que trabajamos, nos hicieron críticas sobre nuestro desempeño”. Aseguró que “somos competitivos desde lo económico”, “tenemos una infraestructura que ninguna empresa que venga de afuera tiene”. Y vaticinó: “ahora los trabajadores van a volver al trailer y los baños químicos”.

Rotondo evaluó que “lamentablemente va a venir una zaranda, no hay garantías que las nuevas empresas mantengan las fuentes laborales”.

Producto de la cantidad de despidos, el empresario contó que “había gente que quería expresarse y les dije: ojo muchachos que estos te mandan la Gendarmería, así funciona esto”.

Belich

El secretario general del gremio camionero, Rubén Belich, salió a manifestar su malestar por la situación. Aseguró que “vamos a hacer mucha fuerza para luchar por la empresa que ha cumplido con Allen y los trabajadores”. “Es una empresa que ha cumplido con mucho esfuerzo, ha pagado siempre los sueldos… no tenemos reclamos”, indicó.

“Vamos a luchar para que Mirasal no se vaya” ratificó Belich, quien admitió “enojo con YPF”. “No vamos a permitir que se pierda una sola fuente de trabajo”, sentenció.

El líder sindical enmarcó los despidos en la “mala situación del país” y dijo que los trabajadores terminan el año sin trabajo y sin certidumbres.

“Nos vamos a poner muy firmes, vamos a paralizar YPF” advirtió, y aseguró que “se van a plegar otros gremios como la UOCRA y petroleros”.

Gentileza ADN Río Negro