Mendoza (EP) 29 de Junio. – El extraño recorrido del petróleo mendocino que aprovecha Neuquén.

Aunque Mendoza tiene toda la cadena productiva, depende de Neuquén para transportar el petróleo. Buscan cortar esa dependencia. Los intereses en juego.

Mendoza es una de las pocas provincias que tiene toda la cadena industrial de la industria petrolera. Desde la exploración y la explotación, hasta la refinación y distribución de combustibles. Incluso produce suficiente para abastecer a la región. Sin embargo, por un problema de logística no tiene independencia total para administrar ese recurso y depende, por ejemplo, de lo que ocurra en Neuquén para poder extraer la mayoría del petróleo que hay en los principales yacimientos.

Eso ocurre porque el petróleo producido en el Sur, principalmente en Malargüe, en vez de ser transportado directamente a la refinería, es desviado a Neuquén, donde la petrolera estatal YPF tiene su base logística. El crudo es enviado al poliducto Puesto Hernández, en Neuquén, y desde allí recorre casi 600 kilómetros para llegar a la refinería de Luján de Cuyo. El insólito sistema de transporte, entonces, hace viajar el petróleo y, por ello, depende de las condiciones de esa provincia. Las señales de alerta se encendieron cuando un conflicto gremial en Neuquén paralizó los trabajos en Puesto Hernández y peligró el abastecimiento de combustibles en la región.

Cornejo con Miguel Gutierrez  de YPF

El gobernador Alfredo Cornejo se reunió la semana pasada con el titular de YPF, Miguel Gutiérrez, y la necesidad de inversión para que Mendoza deje de depender de Neuquén fue uno de los temas centrales. La discusión incomoda porque YPF y la Nación tienen los ojos puestos en el petróleo no convencional de Neuquén y hacia allí apuntan las principales inversiones. No hubo promesas concretas, pero sí diálogo. «Dependemos de variables que no manejamos, como los conflictos gremiales, sociales o técnicos que pueda haber en Neuquén. En paro de la otra vez ni siquiera la justicia federal pudo actuar. Es un recurso de Mendoza que muchas veces depende de conflictos que no están a nuestro alcance solucionar», explicó Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía de Mendoza.

El proyecto mendocino es montar un centro logístico en Pata Mora, para radicar allí la base petrolera del Sur mendocino. Incluso sueñan con que se sume el proyecto Potasio Río Colorado para que el petróleo y la minería compartan esfuerzos de inversión para abaratar los costos que tendría esa «ciudad industrial». Eso implicaría un desarrollo de proveedores locales y mano de obra que se mudaría desde Neuquén a Mendoza.

Oleoducto

La inversión necesaria para cortar esa dependencia, que incluye optimización de ductos y otras cosas, ronda los 50 millones de dólares, según estiman en el Gobierno. En el último conflicto la provincia e YPF perdieron casi 10 millones de dólares por una semana de parate. Pero no todo es cuestión de dinero.

En Neuquén no quieren perder el privilegio de ser la capital petrolera, con todo lo que ello implica desde el punto de vista económico y político. Alrededor de Puesto Hernández y todos los pueblos petroleros, principalmente Rincón de los Sauces, hay una cadena de negocios que están de ese lado del río Colorado y no están dispuestos a perder. Desde la logística  y servicios, hasta negocios ilegales. Todo ronda alrededor del petróleo. En el medio también está uno de los gremios más poderosos, que es conducido por el influyente Guillermo Pereyra. Es sindicalista, pero tiene fuerte arraigo en la política neuquina y nacional. Fue él, por ejemplo, quien logró con un proyecto de ley que Neuquén pagara más barato el combustible. También aseguran que tiene el poder de parar todos los pozos si algo no cierra.

Tren YPF

El proyecto mendocino para crear el polo energético en Pata Mora incluye el «tren energético». Se trata de la línea de ferrocarril que quieren montar, en parte, y rehabilitar para que transporte el mineral de Potasio Río Colorado y también lo que YPF necesite. Aunque la idea sigue en pie, hubo otra mala noticia para Mendoza: en Neuquén licitarán otro tren, para sacar el petróleo de Vaca Muerta por el puerto de Bahía Blanca. Esa línea partiría desde los yacimientos de la provincia patagónica, en Añelo, cruzaría a Río Negro, La Pampa y luego Bahía Blanca.  El Gobierno nacional tiene en carpeta el proyecto y aseguran que en diciembre podrían licitarlo mediante el sistema de Participación Público Privada. La obra costaría  530 millones de dólares y son 700 kilómetros de vías del ferrocarril Roca Cargas.

En lo gestual Neuquén también saca ventaja. El gobernador Omar Gutiérrez ha formado parte de las comitivas nacionales para buscar inversiones petroleras.

La intención de potenciar la logística en el Sur no es antojadiza. Allí está la mayor cantidad de reservas y producción de petróleo y también las principales expectativas. La llamada Cuenca Cuyana está en retroceso y los yacimientos de la Cuenca Neuquina (que incluye a Mendoza) tienen el mayor potencia. Hoy Mendoza produce cerca del 14% del petróleo de todo el país. Neuquén el el principal productor del país, con casi el 30% de todo el petróleo que se produce.

Fuente Mdzol