Mendoza (EP) 14 de Nov. -El Gobierno presentó ante 24 empresas las áreas a concursar. Incluyen propuestas para petróleo no convencional en Vaca Muerta.

El Gobierno oficializó la licitación de 12 áreas petroleras para expandir esa industria en Mendoza, aunque la primera estrategia es preventiva: evitar el negocio inmobiliario y que las empresas garanticen su promesa de inversión. Fuera de lo formal, uno de los objetivos es evaluar el potencial de recursos no convencionales y de explotación compleja.

Por eso, las empresas deberán incluir planes de exploración en la formación Vaca Muerta (para las áreas que están en la cuenca neuquina) y también de desarrollo potencial de petróleo pesado. En ese sentido, el punto de partida es la experiencia de fracking realizada en Malargüe.

En total se licitan 12 áreas; 10 son para exploración y 2 para explotación. En ese caso, se trata del área Puesto Pozo Cercado, que fue revertida a la empresa Chañares Herrados y ahora fue dividida en 2. En total, el Gobierno aspira a conseguir inversiones potenciales por 1.000 millones de dólares en los 5 años de exploración previstos. En todo el proceso hay un lugar clave: Malargüe. El departamento sureño sería el principal destino de esas inversiones y la intención es que también pueda capitalizar esos recursos. Por eso, por ejemplo, se exige un 75% de mano de obra y proveedores locales. Siempre y cuando ese capital de trabajo y bienes esté disponible.

La presentación se realizó ante un grupo de 24 empresas. El proceso es largo y la intención es que en junio del año que viene las empresas adjudicatarias ya estén a cargo de las áreas para explorar.

Áreas petroleras a licitar

Las áreas a licitar son Los Parlamentos, Atuel Norte, CN III Norte, Loma Cortaderal, Boleadero, Ranquil Norte, Loma el Divisadero, Chachahuen Oeste y CN VII A. Muchas de esos proyectos surgieron de la reversión o de la división de otras áreas petroleras. En esos casos las concesiones son por 5 años y 2 de posible prórroga. A diferencia de otras licitaciones, se incluyen cláusulas para poder quitar las concesiones antes del vencimiento del contrato. Por eso, aseguran, habrá una evaluación semestral de las inversiones ejecutadas.

En lo ambiental también se incluyen exigencias. Entre otras cosas, deberá sanear los pasivos existentes y presentar un estudio de base, además de la Manifestación de Impacto Ambiental y contratar un seguro.

Luego de vencido el plazo de exploración de 5 años, las empresas pueden pedir una prórroga por 2 años más. Cuanto terminen, se evalúa el potencial y allí pueden conseguir el permiso para explotar el petróleo o se revierte el área.  En la licitación se priorizará la inversión y la inversión adicional que se proponga. También se pone un precio tope al barril de petróleo para considerar cuándo las empresas deben pagar un excedente. En el caso de que el barril de crudo supere los 65 dólares, las petroleras deberán pagar un canon extraordinario, por fuera de las regalías.

En el lanzamiento de la licitación plantearon como objetivo prioritario «definir potencial no convencional en la Provincia en formaciones como Vaca Muerta y Potrerillos. Shale oil, shale gas, tight gas y crudos pesados».

Gentileza MDZ On Line