Chubut (EP) 10 de Mar. – El secretario general del Sindicato de Petroleros Privados Chubut, Jorge Ávila, mantuvo ayer una reunión con la Cámara de Empresas y con el ministro de Trabajo de Nación, Jorge Triaca, tras la cual reveló que, en el marco de la negociación, el Gobierno Nacional garantizó un subsidio de 20. 000 pesos para los posibles 1.500 despedidos de la industria petrolera. Dijo, en otro orden, que el Gobierno nacional pagará este mes 10 millones para la cancelación de los sueldos de los empleados de SP.

Además, anunció que se reunirá con el ministro de Energía, José Aranguren, para discutir el precio del gas y al respecto, indicó: “Si no se mejora el precio del gas, decae el presupuesto a un 40 por ciento”. Además, advirtió que, si las operadoras no “consiguen el precio del gas, baja 6 equipos automáticamente, es decir que se afectaría a 450 trabajadores más”.

“Queríamos garantizar las indemnizaciones de nuestra gente y la continuidad laboral de los trabajadores que se encuentran actualmente en los equipos, y eso es lo que se ha logrado normalizar, tratando de encontrar de acá al martes cómo se van a pagar las indemnizaciones y todo lo referente a que los trabajadores no queden deambulando, abriendo también la posibilidad que se extienda el subsidio a los despedidos de Chubut, como lo tiene Neuquén”, indicó Ávila.

Reconversión productiva

Y explicó que -por ejemplo- la empresa SP Argentina para poder pagar los salarios, necesita facturar 27 millones de pesos y factura solo 17. “Lo que dicen es que para subsistir o que el que venga se haga cargo, deben limpiarla para que eso suceda. Puede pasar cualquiera de esas dos cosas, pero en el lapso de esa transferencia, los trabajadores van a cobrar el 100 % de las indemnizaciones los que queden afuera y el resto va a seguir ligado a los equipos en los que estaban trabajando. En ese lapso, se va a pagar un subsidio mensual de 22.000 pesos por trabajador mientras se hace una reconversión productiva para que esa gente pueda volver a insertarse en futuro puestos laborales”, precisó ‘Loma’.

“Nosotros lo que garantizamos son los salarios. El dinero para las indemnizaciones lo va a poner Nación por intermedio de compromisos de productividad, adelantando lo que pueda para que la diferencia, lo que falte, lo pague YPF. Hoy la empresa al no tener trabajo, tiene un déficit de trabajadores, y eso provoca que haya gente que sobra”, sostuvo.

Sin inversiones

El titular del Sindicato remarcó que existen además otras discusiones que son negocios empresariales. “Con el gobernador Mario Das Neves hablamos de que en esas cuestiones vamos a intervenir razonablemente cuando vayamos viendo cuáles son las propuestas que hay, porque tampoco se puede sostener un precio y pagarlo, si no hay inversión”, enfatizó.

En tal sentido, Ávila suscribió que “hay que armar los presupuestos, y no es lo mismo hacerlo teniendo el precio del gas que sin tenerlo. De no lograrse, quedaríamos por lo menos en la mitad del presupuesto de 2015, por lo que es muy grave si no se concreta; entonces la discusión no se puede seguir prolongando. Por eso, vamos a comenzar a tomar decisiones desde el Plenario de Comisión Directiva y Cuerpo de Delegados de este viernes, para empezar a brindar soluciones”, concluyó.

Fuente El Diario de Madryn