Neuquén (EPatagonicas) 24 de Junio. – La medida se extenderá por cinco días más y busca sellar las diferencias entre el sindicato y las empresas.

El Ministerio de Trabajo de la Nación consiguió que el conflicto por los despidos petroleros en la Cuenca Neuquina continúe en conciliación obligatoria. La medida se extenderá por cinco días más y busca sellar las diferencias entre el sindicato y las empresas, que no logran ponerse de acuerdo.

El encuentro se extendió durante gran parte de la tarde en la sede de la cartera en Buenos Aires y obligó la intervención de las autoridades ante la falta de un arreglo. “No hubo acuerdos parciales, aunque se garantizó que no habrá nuevos despidos y tampoco se llevarán adelante medidas de fuerza”, explicaron desde el ministerio.

Del encuentro participó el titular del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, quien llegaba con otras expectativas. También debieron comparecer los representantes de las empresas Halliburton, Schlumberger, Baker y Weatherford, quienes argumentan bajo los pretextos de “una crisis internacional” de la industria.

Los petroleros convocaron a un paro después de conocerse el envío de unos 250 telegramas por parte de las empresas de servicios mencionadas. Sin embargo la intervención de la delegación regional del ministerio de Trabajo, que impuso una conciliación por 15 días, logró frenar la medida y sentar a las partes a negociar la situación.

Una fuente que sigue las reuniones aseguró que las empresas no ceden ante el planteo sindical de dar marcha atrás con los despidos. El propio Pereyra argumenta que en forma complementaria al precio interno del barril, también se acordó el compromiso de todos los sectores para garantizar la paz social y pide que se cumpla. Las partes se reunirán la próxima semana.