Chubut (EPatagonicas) 01 de Septiembre. – Tanto Pan American Energy como YPF incrementaron su actividad respecto a lo que se fue el año pasado, mientras el resto de las operadoras funcionó a la baja. Todo el análisis acerca de la visión de largo plazo que habrá para la actividad y su relación con la del sube y baja de los precios del barril.

La producción de petróleo en Chubut creció un 4,3% en el primer semestre de este año, respecto al mismo periodo de 2014. Totalizando 4.614.574 m3 contra 4.425.706 m3 en los primeros 6 meses del año pasado.

En todos los meses del primer semestre de 2015 el nivel de producción mensual fue mayor que el mismo mes del año anterior, con incrementos interanuales que estuvieron entre 3,4% y 5,2% mensuales.

De las principales operadoras sólo Pan American Energy, YPF y Compañías Asociadas Petroleras S.A. incrementaron su producción en relación al año pasado, en tanto que el resto de las operadoras continúa acumulando caídas.

Pan American Energy fue la que más expandió su producción, con un aumento del 7,6% en lo que va del año, YPF registró una mejora del 2,4%, mientras que CAPSA lo hizo en un 2,3%. De los otros 3 jugadores importantes, Enap Sipetrol disminuyó su actividad un 4,8%, Sinopec un 7,1% y Tecpetrol cayó un 2,7%.

Estas 6 operadoras representan el 99% de la producción de la provincia, y las 3 que registraron aumentos de producción significan el 86% del total.

Pan American Energy

Pan American Energy es la principal operadora de la provincia del Chubut, en este semestre representó el 56% del total de la producción provincial y es el sostén de la actividad petrolera de la cuenca.

El 87% de todo lo que produce en Argentina lo extrae de suelo chubutense, el resto de Santa Cruz, Salta y Neuquén.

El aumento de producción de este semestre viene en línea con el incremento que ya registró el año pasado, cuando la producción anual creció un 3,3% luego de los 2 años anteriores con caídas del orden del 2,5% y 4,9% en 2013 y 2012 respectivamente.

YPF

La petrolera estatal es la segunda operadora de la provincia, y en los primeros 6 meses de 2015 su nivel de extracción llegó al 1.080.480 m3, lo cual significó el 23,4% de toda la producción de Chubut.

Las actividades de la petrolera en esta provincia, solo representan el 17% de su producción nacional, que llegó en este semestre a los 6,4 millones de m3. Neuquén, Santa Cruz y Mendoza son las provincias donde YPF concentra casi el 80% de su producción, recién en el cuarto lugar está Chubut y luego Río Negro.

La performance de YPF en Chubut no sigue la misma dinámica de crecimiento que en el total país, ni mucho menos que en su principal territorio donde opera, Neuquén, donde entre enero y junio del corriente año incrementó su extracción un 17%, mientras que aquí solo la incrementó un 2,4%.

El volumen de producción semestral en Chubut disminuyó este año su tasa de crecimiento comparado con los primeros semestres de 2014 y 2013, el año pasado había crecido un 9,4% y en 2013 un 4,1% interanual.

CAPSA

La operadora COMPAÑÍAS ASOCIADAS PETROLERAS S.A que aumentó su nivel de extracción un 2,3%, representa el 7% de la producción petrolera de Chubut y viene de una tendencia creciente, con un incremento del 5,6% en la producción anual de 2014.

Tecpetrol

La tercera petrolera en importancia en la provincia es Tecpetrol, la empresa el grupo Techint representa el 9,4% del total provincial y concentra en Chubut la mayor parte de sus actividades. En este semestre el 81% de su producción la realizó en esta provincia, pero su disminución del 2,7% de este año, no es un dato aislado, ya que su dinámica viene en caída ya desde hace varios años.

Es claro que la coyuntura actual de precios no es la razón de la disminución de la producción, en 2014 había registrado una tasa negativa del 4,3%, en 2013 había caído un 6,9%, en 2012 un 8,1% y caídas mayores los años anteriores.

Desde el año 2007 que su producción en Chubut cae año tras año, en la actualidad produce menos de la mitad del nivel del año 2006, con una caída acumulada del 59% entre 2006 y 2014.

Sipetrol

Enap Sipetrol ocupa el quinto lugar entre las mayores operadoras que producen en la provincia, representa solo el 2,9% del total. Si bien en los primeros 6 meses de este año redujo su producción un 4,8%, al igual que Tecpetrol, tampoco es un dato aislado que responda a la caída de los precios internacionales, hace ya 10 años que su producción en Chubut cae de manera continua.

El año pasado su producción anual cayó un 1,5%, en 2013 se redujo un 4,6%, en 2012 la disminución fue del 6,9%, y comparando con su pico de producción que lo alcanzó en el año 2004, lleva una caída acumulada del 44%, con disminuciones muy fuertes en los años de más altos precios internacionales.

De los datos anteriores se desprende que la dinámica de crecimiento de la producción petrolera en Chubut no está directamente determinada por la evolución de los precios internacionales. Las empresas que mueven la aguja son PAE e YPF que son responsables de 3 de cada 4 barriles que se producen, y son las que impulsaron hacia arriba la producción agregada de la provincia.

Pero las que en este semestre exhibieron disminución en su actividad, que entre las que más importantes están Tecpetrol y Sipetrol, no lo hicieron como consecuencia de la brusca caída de precios internacionales, ya que su tendencia negativa no es un fenómeno de este semestre, ni del anterior, sino que es de larga data y aún en el mejor contexto de altos precios la reducción de su producción continuaba profundizándose, como hace casi un década.

Existe consenso entre los expertos sectoriales sobre la pérdida de productividad en todo el país, que incluye una declinante producción por pozo, mayores costos de perforación con más equipos y mayores costos de producción total, en un contexto de cuencas maduras y yacimientos antiguos que no han sido reemplazados por nuevos descubrimientos.

Sin un desarrollo energético serio y responsable, es decir con una mirada de largo plazo, no habrá para nuestra región y para el país, un crecimiento económico sostenible. El petróleo como motor del desarrollo que necesita un sector bien gestionado.