Buenos Aires (EPatagonicas) 27 de Agosto. – El presidente Mauricio Macri recibió al líder sindical Guillermo Pereyra y analizaron la situación del sector, al que el líder sindical calificó de “extrema gravedad.”

El viernes 26 de agosto, el senador nacional por el MPN y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, se reunieron para analizar la situación del sector petrolero.

Según le manifestó el líder sindical, la situación es “de extrema gravedad” y hay en riesgo más de 2000 puestos de trabajo.

Pereyra adelantó que las empresas piensan bajar en la próxima semana unos 10 equipos, lo que dejárá sin trabajo a unos 1.200 trabajadores, que se sumarán a los 400 que ya se encuentran en esa situación.

El encuentro entre Macri y Pereyra se realizó en la quinta de Olivos y fue aprovechado por el gremialista para transmitirle al primer mandatario la profunda preocupación de los trabajadores que ven cómo se siguen bajando equipos y mandando a los compañeros a sus casas. Por otro lado, la presión de las empresas, las jubilaciones anticipadas, siguen alimentando el fantasma de los despidos.

También se acordó formar una mesa de trabajo con las empresas, los sindicatos y los demás sectores afectados por la situación, se indicó en el portal del sindicato, Fuerza Petrolera.

El presidente se comprometió a ponerse a la cabeza de la mesa de trabajo que estudiará en forma conjunta los puntos de coincidencia que permitan preservar los intereses de todos los sectores afectados, en especial la preservación de los puestos de trabajo. En ese marco de creatividad se estudiará la readecuación de tareas dentro del rubro, evitando los despidos y cuidando de nuestros 26.000 trabajadores afiliados.

“Necesitamos mucha prudencia, creatividad e inteligencia para evitar los despidos”, afirmó Guillermo Pereyra. “Son varios los factores que actualmente condicionan la recuperación de la actividad”, dijo.

“El bajísimo precio internacional del crudo, lo que resta rentabilidad a las empresas, y el rechazo judicial de la adecuación de las tarifas del gas, están impidiendo la llegada de inversiones en el sector. Lo ideal sería que los ajustes necesarios sean realizados en forma paulatina, gradual y segmentada como para proteger a los que menos tienen y contener a los trabajadores, ya que es sumamente injusto que el gas que se utiliza para calefaccionar las piscinas de los lujosos countries y entibiar sus aguas, salga más barato que el envasado que se usa para cocinar en la humilde vivienda de las familias numerosas, de los que menos tienen”, dijo Pereyra.

Según contó Pereyra, se acordó analizar la situación de cada actor de la industria al regreso del viaje del presidente Macri a China.

Fuente Vaca Muerta News