Neuquén (EP), 10 de Noviembre 2020. La petrolera de la provincia de Neuquén mejoró sus volúmenes gracias a los desarrollos de sus socios. Frenaron la oferta de tierras y en el año sumaron una sola concesión.

En el año del impacto brutal que aún está causando la pandemia de coronavirus en la industria energética a nivel global, la petrolera del estado neuquino, Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), logró incrementar la cantidad de producción que maneja gracias al avance de los desarrollos de sus principales socios en Vaca Muerta.

La petrolera provincial tiene de momento una producción propia aunque no operada de más de 2.250 barriles de petróleo por día y de unos 270.000 metros cúbicos de gas natural, marcando así un incremento del 30% en los últimos dos años.

“Para GyP han sido meses muy tranquilos y con bastante crecimiento en la producción gracias a las inversiones de los socios, de Shell, y ahora vienen las de ExxonMobil, así que pese a todo para nosotros ha sido un año bueno”, aseguró en diálogo con Energía On el presidente de GyP, Alberto Saggese.

El directivo destacó que junto a la mayor producción que están teniendo los bloques en desarrollo masivo, también están “manteniendo el nivel de producción de los últimos años en yacimientos viejos como Dorsal”.

La petrolera del estado neuquino no es una operadora neta, sino que trabaja ofreciendo áreas hidrocarburíferas a otras compañías con las cuales se asocia para realizar los desarrollos.

La compañía tiene su sede en la ciudad de Neuquén.

En total la firma tiene firmados 36 contratos de asociación con las principales petroleras del mundo, bajo la modalidad de carry, en la que la firma no invierte dinero sino que al momento de que el área esté en producción el repago de la inversión total realizada en el bloque es recuperado por las empresas socias a partir de una parte del 10% de la producción que le corresponde a GyP.

Luego de múltiples extensiones, este repago ya comenzó a realizarse y según explicó Saggese “se hace con los bloques que ya tienen declarada la comercialidad y están en la fase de desarrollo como los de Shell, ExxonMobil y Total Austral”.

Es que entre las áreas en las que la petrolera provincial está asociada se encuentran bloques que están en desarrollo intensivo como Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste (Shell) y Bajo del Choique – La Invernada (ExxonMobil) y otros con amplia actividad como Rincón de la Ceniza – La Escalonada (Total) y Coirón Amargo Sur Este (Pan American Energy).

En números

2250 barriles de petróleo por día es la producción propia, antes de repagos, que posee actualmente la compañía.

A partir de esos pagos que sobre los 2.250 barriles de petróleo diarios que le corresponden a la firma estatal, unos 1.000 son descontados a cuenta del carry, quedando unos 1250 que son vendidos por GyP.

Saggese contó que la proyección que tienen para el balance del año es que el mismo cierre con ganancias pero advirtió que la suma final “no sé cómo va a quedar una vez que se haga el ajuste por inflación”.

De todos modos, la proyección que la compañía tiene de cara al año que viene es auspiciosa. Saggese explicó que “son áreas muy buenas y con los socios y las áreas que tenemos la proyección para el 2021 es terminar el año con 500 metros cúbicos de producción”, es decir unos 3.145 barriles de petróleo por día.

Desde hace varios años la firma paga anualmente dividendos a la provincia de Neuquén, un aporte que en este complejo 2020 será una gran ayuda para las cuentas provinciales.

Se frenó el proceso de ofertas para acceder a nuevas áreas

Algo que sí trastocó el año del covid-19 fue el plan de la compañía de seguir sumando contratos de asociación. En lo que va del año el gobierno provincial otorgó una sola concesión a un socio de GyP y la misma se realizó en la previa de la pandemia.

“La única nueva concesión que hubo este año fue la de Los Toldos Oeste a ExxonMobil”, indicó Saggese y contó que “en realidad es un proceso que empezó antes de la pandemia, en enero y que culminamos en marzo”.

Luego de esa concesión la llegada de la pandemia a la región marcó el freno de todos los planes de promoción que la compañía tenía en marcha como parte de la difusión del Plan Exploratorio Neuquén que tuvo el 27 de agosto pasado la novena fecha de cierre de ofertas, aunque claro está que sin interesados.

“No estamos saliendo a tentar a inversores como hacíamos antes”, indicó Saggese y si bien advirtió que puede haber algún movimiento de venta de activos entre empresas, advirtió que “muchas de las áreas que tenemos en oferta están orientadas al gas”.

GyP administra 106 áreas hidrocarburíferas en la provincia de Neuquén, muchas de ellas con potencial en Vaca Muerta. En sus 12 años de funcionamiento ha firmado 58 contratos de asociación, de los cuales siguen activos 36 con un total de 26 empresas operadoras.

Fuente: Río Negro.