Estados Unidos (EPatagonicas) 10 de Oct. – El precio del barril de crudo se disparó más de 3%, ante la expectativa de un acuerdo en la OPEP para frenar los niveles de producción. Rusia declaró su apoyo al pacto e instó a otros países a sumarse

Los países productores de petróleo están cerca de cerrar un acuerdo para limitar la producción

El precio del petróleo de Texas (WTI) subió este lunes con fuerza un 3,1% y cerró en USD 51,35 el barril, su nivel más alto en un año, animado por el compromiso de Rusia de sumarse a los esfuerzos de la OPEP para congelar la producción.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en noviembre, aún de referencia, subieron 1,54 dólares con respecto al cierre anterior.

El llamado “oro negro” se situó en niveles que no veía hace un año, en medio del optimismo en los mercados después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera en Estambul que su país está dispuesto a unirse a un tope conjunto de la producción.

“Rusia tiene la voluntad de adherirse a los esfuerzos de otros países productores”, anunció Putin en relación a la búsqueda de un acuerdo para congelar la producción y reducir el sobreabastecimiento que lleva dos años empujando los precios a la baja.

El “oro negro” se situó en niveles que no veía hace 15 meses

Rusia, uno de los tres mayores productores mundiales de crudo junto a Arabia Saudí y Estados Unidos, se sumó al preacuerdo cerrado hace dos semanas por los socios de la OPEP para limitar su producción a entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios en 2017.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) planea acordar un recorte de producción cuando se reúna a fines de noviembre. La meta es reducir el bombeo a un rango de entre 32,5 millones y 33 millones de barriles de petróleo por día (bpd). La actual producción total se ubica actualmente en un récord de 33,6 millones de bpd.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, afirmó este lunes que la OPEP no debería recortar sus niveles de producción de manera abrupta, lo que sugiere que el reino buscaría sólo una ligera intervención en el mercado.

El ministro saudí dijo también que podría reunirse en los próximos días en Estambul con su par ruso, Alexander Novak, para analizar la reacción de Rusia al acuerdo del mes pasado, y reveló que una reunión entre los productores de dentro y fuera de la OPEP se llevaría a cabo en dos semanas.

A su vez, el mandatario ruso, Vladimir Putin, expresó: “Pensamos que un congelamiento o hasta un recorte en el bombeo posiblemente sea la única decisión correcta para mantener la estabilidad del sector energético global”.

Fuente Infobae