Buenos Aires (EP), 18 de noviembre 2021. La Agencia Internacional de Energía (AIE) proyecta “un respiro en el repunte de precios” del crudo que se venía registrando en el último período, como consecuencia del aumento de la producción, de acuerdo con su reporte de noviembre.

En esa línea, desde la AIE sostuvieron: “contrariamente a lo expresado en Glasgow en la COP26, esto no se debe a que la demanda esté disminuyendo, sino por el contrario, al aumento de la oferta de petróleo”.

“Luego de otra fuerte caída de inventarios en septiembre, los precios de referencia del petróleo crudo aumentaron a nuevos máximos tanto para el Brent como para WTI, sin embargo, los datos preliminares y las observaciones satelitales de los cambios de existencias en octubre sugieren que la tendencia podría estar cambiando”, indicó el reporte.

De esta manera, la producción mundial de petróleo se disparó en octubre y escaló de 1,4 millones de barriles al día (mb/d) a 97,7 mb/d, y se proyecta “un nuevo impulso de 1,5 mb/d durante noviembre y diciembre, incluso cuando la OPEP + ignoró el pedido de los principales consumidores de aumentar más allá de los 400.000 barriles diarios mensualmente previstos”, indicaron desde la AIE.

La agencia destacó el rol de los Estados Unidos en este comportamiento de los precios, y dijo que el país norteamericano “está ahora preparado para proporcionar el mayor aumento en la oferta respecto de cualquier país», según informó Europa Press.

Además, la AIE revisó al alza su pronóstico para ese país, en 300.000 barriles al día (300 kb/d) en el cuarto trimestre de 2021 y en 200.000 barriles diarios en promedio para 2022, “debido a que los actuales precios brindan un fuerte incentivo para impulsar la actividad”.

En ese sentido, se prevé en la AIE que los beneficios de Estados Unidos «representen el 60% de las ganancias de suministro al margen de los países de la OPEP+ en 2022, aunque Estados Unidos no volverá a los valores previos a la Covid hasta finales de 2022”.

El aumento producido por el incremento en los niveles de oferta “contribuirá a satisfacer la creciente demanda, que aún se está recuperando del impacto de la Covid”, afirmaron desde AIE, y establecieron que “la demanda de los usuarios finales está en vías de fortalecerse aún más a medida que más países se abren a los viajes internacionales, los niveles de movilidad aumentan y las campañas de vacunación se aceleran”, aunque también se advierte que “los nuevos brotes de Covid, el debilitamiento de la actividad industrial y los precios más altos del petróleo atenuarán las ganancias”.

Por este motivo, la AIE sostuvo que mantendrá “prácticamente sin cambios su previsión de crecimiento de la demanda de crudo» respecto del reporte del mes previo, sosteniéndola en 5,5 mb/d para 2021 y en 3,4 mb/d en 2022.

Fuente https://www.diariojornada.com.ar/

Foto www.semana.com