Buenos Aires (EP) 17 de Mayo. – Para hoy miércoles están citados los sindicatos petroleros y cámaras empresarias en el Ministerio de Trabajo de la Nación, a fin de comenzar la discusión paritaria, en un marco determinado por la crisis del sector y las negociaciones de modificaciones a los convenios de trabajo. Desde Chubut, Jorge Avila había anunciado días atrás que la expectativa inicial sería de un 20 al 25% de incremento, diferenciándose de la posición de Neuquén, que aceptaría una suma fija, según el mismo dirigente de Chubut.

El año pasado, la extensa discusión se terminó resolviendo sobre fines de junio, con un incremento del 30% segmentado en tres partes, más una suma fija de 20.000 pesos. Ese acuerdo venció el 31 de marzo, por lo que el acuerdo que se cierre en esta negociación –que llevará varias instancias- será aplicable con retroactividad al mes de abril.

En las últimas horas, el titular del sindicato José Lludgar reconoció que la crisis significa un techo para las expectativas de aumento salarial, no obstante confió en que se pueda llegar a un acuerdo para mejorar los ingresos salariales.

El año pasado la discusión estuvo atada al cumplimiento de criterios de productividad en la actividad, lo que decantó este año en la firma de adendas en los convenios colectivos de trabajo, tanto en Neuquén como en Chubut, lo que todavía es motivo de controversias. Es que mientras el sector empresario entiende que el acuerdo firmado es aplicable en lo inmediato y comenzaría a liquidar salarios en base a los alcances de esas reformas, el sindicato plantea que el mismo tendrá vigencia a partir de nuevos proyectos de inversión. Esa polémica podría colarse en la discusión paritaria, de allí que hubo cautela en las expectativas previas.

Por otra parte, algunas especulaciones dan cuenta de que podría haber un acuerdo puente por tres meses, al igual que se hizo en oportunidades anteriores, aplicando una suma fija entre abril y junio, para cerrar nuevamente la discusión a fines de junio.

Fuente ADN Sur