Neuquén (EP), 24 de Dic 2020. El gremio bloquea una sede de la empresa que quiso sacar herramientas en camiones. El sindicato busca tener certezas de las condiciones en las que quedará el personal.

El Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, bloqueó esta mañana la salida de camiones con herramientas de la empresa Baker Hughes en la sede de Rincón de los Sauces.

Así lo confirmó en una entrevista radial el titular del gremio, Guillermo Pereyra, quien solicitó públicamente una instancia de diálogo con la empresa para definir qué será del futuro de la dotación de empleados en ese punto de la provincia.

Pereyra dijo que el gremio había recibido información “de que se ponían en venta parte de las herramientas” y que habría empresas “con intención de comprarlas”.

“Pero con los trabajadores no habló nadie, y no hubo conversaciones con la organización sindical”, planteó el gremialista que se encuentra en esa localidad de referencia para la producción petrolera neuquina para participar de las celebraciones por el nuevo aniversario.

“Queremos saber si los trabajadores van a tener o no continuidad con las empresas que compren. Hay algunos que quizás se quieran ir; entonces tenemos que saber en qué términos la empresa va a arreglar con ellos, bajo la representación de la organización sindical y los delegados”, afirmó.

“¿Van a tener o no una continuidad de trabajo con las empresas que compren estas herramientas? Hay algunos que quizás se quieren ir, cobrar la doble indemnización; todo esto lo tienen que arreglar con la organización sindical, el personal y los delegados”, enfatizó el sindicalista.

En contactos con otras fuentes del sindicato, este medio pudo saber que la empresa les habría ofrecido arreglos económicos a los trabajadores, en la previa la decisión de su salida.

El reclamo es un conflicto más en un contexto que muestra cierto grado de complicaciones en el sector sindical petrolero.

El sindicato está a la espera de una respuesta a su reclamo a la cámara que agrupa a las productoras petroleras (CEPH) y a la de servicios especiales CEOPE sobre un aguinaldo de emergencia.

Esto, en un contexto en que miles trabajadores se desempeñaron durante el 2020 bajo los preceptos legales del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. A través de esa norma, se acordó que permanecieran suspendidos en el tramo más duro de la pandemia, algo que al mismo tiempo implicó cobros de sueldos con un tope de 60 mil pesos.

El gremio ahora reclama un aguinaldo de 50 mil pesos para el personal, algo que hasta ahora no tuvo respuesta oficial de las compañías.

Fuente: Más Energía.