Chubut (EP) 08 de Mayo. – La decisión del plenario de delegados petroleros en torno a las modificaciones sobre el convenio de trabajo dejó en claro que éstas sólo se aceptarán para nuevos proyectos a desarrollar por las operadoras, por lo que en los hechos ese posicionamiento implica un fuerte cambio respecto de lo que se había firmado el 2 de mayo, ya que apuntaba a aplicar la adenda también a la modalidad de trabajo en la actualidad. De este modo, surgieron dudas en torno a si el sector empresario seguirá adelante con aquel principio de acuerdo para retomar actividad.

Según lo expresado en un comunicado oficial a través de solicitadas en diarios locales, el plenario también resolvió exigir la anulación del artículo 4 de la adenda. Este es el que establecía límites a la modalidad de paros, comprometiendo a los gremios a garantizar guardias mínimas durante eventuales medidas de fuerza, como también a posibilitar el libre acceso a los yacimientos y a no paralizar la producción. Ese artículo también establece que no se reconocerán “días caídos” por paro, salvo cuando estos fueran motivados por reclamo de atraso salarial.

El gremio expresa en su posicionamiento que se fiscalizará el cumplimiento de los compromisos asumidos por operadoras, para evitar suspensiones y despidos durante la emergencia de 180 días, movilizando 19 equipos perforadores, 35 workover y 33 pulling. Sin embargo, la duda que deberá despejarse en los próximos días es si ese compromiso sería asumido por la emergencia o por la firma de la adenda, que en la práctica quedó virtualmente rechazado, al limitarse su aceptación sólo a nuevos proyectos, según se interpretaba en ámbitos vinculados a la industria.

Una de las condiciones planteadas por las empresas para reactivar equipos estaba dada en la baja de costos, que se apuntaba a establecer a partir de la eliminación de las horas taxi, entre otras medidas, además de reducir el pago de horas de viaje y limitación a horas extras, entre otros alcances de la adenda.

Por otro lado, el sindicato exigió a las operadoras que dejen sin efecto los despidos en empresas contratistas, además de atender las situaciones de pasivo ambiental cuya reparación, según se planteó también desde el mismo ámbito gremial, también puede generar actividad laboral.

“Por amplia mayoría, con apoyo de 248 representantes sindicales y 5 en contra, se faculta al Secretario General, Jorge Ávila, a ratificar en el Ministerio de Trabajo de la Nación la adenda que deberá aplicarse para la nueva actividad, sin el artículo 4”, dice uno de los puntos resolutivos del posicionamiento gremial.

Fuente ADN Sur